Tras el éxito obtenido en la primera edición de los dos espacios coworking de Tarancón y San Clemente, la Diputación Provincial de Cuenca y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la Escuela de Organización Industrial (EOI), ya tienen todo listo para la edición de este año, en la que se suma Iniesta a las localidades de Tarancón y San Clemente como sedes de los nuevos coworking.

Iniesta se suma a Tarancón y San Clemente para albergar los espacios coworking de la Diputación y la EOI de este año
• El presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, resalta los buenos resultados de los dos primeros coworking celebrados entre noviembre de 2016 y abril de este año en Tarancón y San Clemente, en los que finalizaron 38 proyectos, de los que 17 ya están en marcha y el resto están listos para iniciar su andadura

No en vano, ya está fijada la fecha de inicio, que en el caso de Iniesta y Tarancón será el próximo 19 de junio, mientras que en Tarancón será al día siguiente. Espacios que albergarán en torno a sesenta emprendedores, que van a participar durante un periodo de 5 meses en estos espacios, ubicados en las sedes de CEOE CEPYME Cuenca en estos tres municipios.

Distribución de localizaciones que, según el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, responde al objetivo de facilitar a los emprendedores de la provincia en la medida de lo posible su asistencia y participación en estos coworking, intentando que puedan compaginarlo con su actividad diaria. De ahí que se haya optado por ubicar una sede en cada una de las tres comarcas naturales de la provincia.

Y es que, tal y como ha subrayado, para la Diputación es muy importante el papel que pueden desempeñar los emprendedores para el desarrollo de la provincia, diversificando el tejido empresarial, generando riqueza y apostando por nuestro territorio, que es, al fin y al cabo, el objetivo primordial de esta institución.

Esta nueva iniciativa de apoyo a emprendedores no solo comportará un espacio físico donde iniciar la idea de negocio, sino que será mucho más. Y es que, al igual que en la primera edición, los beneficiarios seguirán un proceso de asesoría personalizada de 40 horas llevado a cabo por expertos de la EOI, además de recibir 60 horas de formación, gracias a talleres para potenciar el desarrollo de competencias en emprendimiento y en gestión de proyectos.

Por si esto fuera poco, estos emprendedores, una vez concluido su periodo de cinco meses, podrán beneficiarse de la Plataforma Nacional de Emprendedores de la EOI y, en consecuencia, poder estar en conexión con los otros espacios coworking que está desarrollando en todo el territorio nacional.

Con estos tres coworking se completa el convenio de colaboración suscrito el pasado año entre la Diputación conquense y la Escuela de Organización Industrial para esta iniciativa de apoyo a emprendedores, que está cofinanciada con fondos europeos y supone una inversión global de 800.000 euros, de los que 160.000 € son aportados por la institución provincial con fondos propios.

Balance primera edición

Prieto ha destacado los buenos resultados obtenidos en la primera edición de estos coworking desarrollados en San Clemente y Tarancón entre noviembre del pasado año y abril de presente ejercicio, que han refrendado la celebración de estas tres nuevas iniciativas. No en vano, completaron esta primera edición un total de 38 proyectos emprendedores, de los que 17 ya están en marcha y facturando y el resto, listos para iniciar su andadura.

En concreto, en el espacio de Tarancón iniciaron la experiencia 22 proyectos emprendedores y la finalizaron 20, tras la baja de uno de ellos y la fusión de otros dos en una misma iniciativa. Participantes que recibieron 40 horas de mentoría y 60 horas en 17 talleres centrados en cuestiones como la estrategia, las ventas, lo digital, las habilidades y la parte económica.

En el de San Clemente, por su parte, comenzaron 18 emprendedores procedentes de El Picazo, Las Pedroñeras, Minglanilla, El Peral, Casas de Fernando Alonso, Quintanar del Rey Vara del Rey y San Clemente, registrándose una sola baja. En sus cinco meses de duración, se impartieron un total de 688 horas de mentorización individualizada y 66 horas en 17 talleres.

Cifras éstas que, a juicio de Prieto, vienen a avalar la apuesta de la Diputación no solo por apoyar a los emprendedores, sino también por acompañarles y asesorarles en la primera etapa de su proyecto con el fin de hacer realidad su idea de negocio.