Una persona afectada por malaria se encuentra ingresada en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, según han informado a Europa Press fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Según estas fuentes, el paludismo o malaria es una enfermedad de declaración obligatoria ante las instituciones sanitarias y “todos” los casos que se declaran son importados, “ya que en España no hay población suficiente de ‘anopheles’ –el mosquito causante de la malaria– para transmitir la enfermedad”.

Así, añaden que en España es “esencial” que las personas que vayan a viajar a países en riesgo acudan a los centros de vacunación internacional. En Castilla-La Mancha hay siete, uno de ellos en el Hospital de Cuenca.

En cuanto a la incidencia de la malaria en Castilla-La Mancha, la evolución del 2012 al 2015 muestra que se han declarado un total de 84 casos: 16 en 2012, 30 en 2013, 23 en 2014 y 15 en 2015.