El Partido Popular de Cuenca ha lamentado que su sede de la Avenida de Castilla-La Mancha en la capital conquense ha amanecido con pintadas alabando al menor que este mismo miércoles agredía al presidente del Gobierno y candidato ‘popular’, Mariano Rajoy, en un paseo electoral por el centro de Pontevedra. 

 
Comparte esta noticia: