El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha lamentado que el alcalde de la capital, Ángel Mariscal, «se haya sentido molesto por el anuncio del reinicio de las obras del nuevo hospital que ha hecho hoy el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y salga precisamente hoy a reclamarle una supuesta deuda de un millón de euros».

 
Comparte esta noticia: