Presidida por la consejera, Elena de la Cruz, y con la asistencia del director general de Urbanismo y Vivienda de la Junta de Comunidades, José Antonio Carrillo, esta primera reunión de balance ha servido para poner en conocimiento de los distintos organismos que intervienen en el programa tanto los datos que han arrojado las oficinas en sus semanas iniciales de funcionamiento como los avances en los que está trabajando la Consejería para mejorar el programa de actuación.

Entre otros asuntos, se informó a los asistentes de que el Gobierno regional pretende sumar al programa de intermediación hipotecaria tanto a distintas entidades financieras como a los órganos judiciales a través del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. También se determinó dotar a la Comisión de Seguimiento de ámbitos provinciales de reunión en lugar de regional para facilitar la asistencia de los participantes y para poder responder de manera más eficaz a las singularidades que puedan derivarse del funcionamiento de cada una de las oficinas.

Con la asistencia del presidente del Colegio de Trabajadores Sociales de Castilla-La Mancha, Javier Sánchez, representantes de los colegios de abogados, una nutrida representación de los trabajadores de las oficinas y diversos representantes de las plataformas de afectados por la hipoteca, la primera reunión de seguimiento desde que se creó el programa sirvió también para poner en común las primeras estadísticas de utilización por parte de las personas que han requerido de los servicios de alguna de las seis oficinas.

Durante el primer mes de funcionamiento se ha conseguido paralizar dos lanzamientos de la vivienda habitual desde la oficina de Albacete dentro de las 199 solicitudes atendidas, 58 de las cuales en Talavera de la Reina, 42 desde Guadalajara, 40 desde Ciudad Real, 26 desde Toledo, 19 desde Albacete y 14 desde Cuenca.

La consejera de Fomento considera que el balance del arranque es “muy satisfactorio”, aunque ya ha advertido que el programa “continuará creciendo” mediante la futura creación de un observatorio de la vivienda que sirva para guiar la toma de decisiones en este ámbito desde el Gobierno regional.

También recordó que la Consejería continúa trabajando en la redacción de una Ley social de Vivienda a la que ya se ha invitado formalmente a varias organizaciones y colectivos, como los sindicatos UGT y Comisiones Obreras o las propias PAH de la región.

Durante la Comisión de Seguimiento se informó además a los asistentes que se ha redactado un protocolo de actuación de las oficinas para homologar los procedimientos de atención en función de las diferentes modalidades de ayuda reclamada por los ciudadanos que acuden a ellas.