Ha finalizado el estudio de la custodia procesional de la Catedral Primada de Toledo que se inició el pasado mes de julio, impulsado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). El objetivo de la investigación ha sido recabar la información necesaria para llevar a cabo el proyecto de intervención en la citada custodia, datada en el siglo XVI y considerada una de las obras más importantes de la orfebrería religiosa en España. La custodia está declarada Bien de Interés Cultural desde el año 1909.

 
Comparte esta noticia: