Familiares del presunto asesino de Marina y Laura, cuyos cuerpos han sido hallados en las proximidades del nacimiento del río Huécar, han cargado contra él y piden la colaboración ciudadana para que aparezca el “monstruo” y pague por lo que ha hecho.