Un bebé de dos meses y medio, natural de Cuenca, ha fallecido a consecuencia de la tos ferina, una enfermedad por la que también está hospitalizado un bebé de unos cuarenta días, también de Cuenca, en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

El director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, Manuel Tordera, ha informado de que el bebé que ha fallecido ingresó en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca el 16 de octubre y fue derivado al Hospital 12 de Octubre de Madrid el 23 de octubre.

Además, ha indicado que un bebé de unos cuarenta días está ingresado en la UVI pediátrica del Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

Tordera ha indicado que el 9 de noviembre se autorizó administrar la vacuna de la tos ferina a las embarazadas de Castilla-La Mancha en el tercer trimestre de gestación y ha especificado que, al año, se producen unos 17.000 embarazos en la región.

Llamamiento a la tranquilidad

Asimismo, ha informado de que en la región se detectan unos 6,8 casos por cada 100.000 habitantes al año, por lo que Tordera ha hecho un llamamiento a la tranquilidad.

La tos ferina es una enfermedad que tiene mayor incidencia en los bebés menores de seis meses, por lo que el calendario vacunal cubre a los niños a los 2, 4 y 6 meses de edad y, además, con la vacunación de las embarazadas en el tercer trimestre de gestación, el bebé tiene los anticuerpos en el momento de nacer.

 
Comparte esta noticia: