Los que durante cuatro años hemos convivido con las camisetas verdes en los centros educativos, como es mi caso, observamos con sorpresa que han desaparecido tanto de las calles como de los centros educativos, y no nos quMontserrat    Martínezeda por menos que preguntarnos cuáles han sido los motivos de su extraña evaporación.

Estas camisetas y sus portadores estaban presentes en todos los ámbitos de la vida docente: claustros, comisiones de coordinación pedagógica, juntas de evaluación, reuniones con familias, actos de graduación y, por supuesto, en las aulas en las que nuestros hijos reciben formación.

Lo cierto es que aparecieron en 2011 y, misteriosamente, han desaparecido en 2015.

Tras un arduo trabajo de investigación creo haber descubierto los motivos que están detrás de este misterioso caso y que paso a detallar a continuación:

  • No se han modificado, ni parece que se vayan a modificar en los presupuestos regionales de 2016, las ratios en centros educativos. Por cierto, ratios que son ILEGALES, según lo establecido en el Real Decreto-Ley 14/2012, de 20 de abril.
  • No se han reducido, ni parece que se vayan a reducir en los presupuestos regionales, los periodos semanales de docencia directa, esos con los que se calculan los cupos. Si no han disminuido este curso, ¿de dónde salen las afirmaciones que hacen los dirigentes socialistas sobre las nuevas contrataciones de este curso? Una posible solución puede ser que los tercios de jornada los consideren nuevas contrataciones, porque las nuevas enseñanzas que se implantaron este curso, como son los segundos de FP Básica, no son nuevas contrataciones.
  • Se han recortado las plantillas de los centros educativos. Se han amortizado 499 plazas en Enseñanzas medias, 54 en Infantil y 120 en Primaria.
  • Las vacantes y sustituciones que el curso pasado se cubrían pasada una semana, este curso se cubren pasados al menos 15 días y en algunos casos rozan el mes.
  • Se destinan partidas irrisorias en los presupuestos regionales al equipamiento de ciclos formativos.
  • En Abril de 2016 los centros educativos desconocen la partida asignada para gastos de funcionamiento de este año, aunque todo parece indicar que va ser la misma que el curso anterior. Y todo ello, porque aún no se han aprobado los presupuestos regionales. Y mientras tanto, sin poder impartir docencia en aquellas materias y módulos eminentemente prácticos que necesitan recursos económicos.
  • Las partidas destinadas a inversiones en los presupuestos, salvo casos puntuales, son totalmente insuficientes para acometer las reformas necesarias. En el caso de Cuenca, por ejemplo, sólo se asignan 90.000 € para el mantenimiento de todos los centros de secundaria de Cuenca  y provincia.
  • Han desaparecido programas premiados por el Ministerio de Educación, que por cierto el gobierno de Page no se dignó ir a recoger, como el “Programa Más Activa” que fomentaba la actividad física y un estilo de vida saludable, el” Mochila Digital” que fomentaba el uso de la nuevas tecnologías o el “Abriendo caminos” que tan buena acogida tuvo entre el alumnado y sus familias, sin que se hayan sustituido por otros.
  • El atentado al derecho de libertad de elección de los padres, ya que a consecuencia del acuerdo PAGE-PODEMOS se congela la partida para este curso de la enseñanza concertada y se acuerda su reducción progresiva para los siguientes; decisión que además perjudica directamente a las familias con menos recursos que no podrán elegir el centro educativo que deseen por no poder pagar.
  • La poca sensibilidad en la adjudicación de interinos, que deberían incorporarse con al menos 48 horas de antelación y que sin embargo les obligan a incorporarse de un día para otro.
  • La reducción en la partida asignada al CRFP en un 21,45 % que repercute directamente en la formación permanente del profesorado.
  • La disminución en un 45% de la partida de equipamiento y reformas para la atención a la diversidad en Cuenca.
  • La falta de normativa esencial como el currículo del PMAR o la normativa de evaluación en Bachillerato.
  • Y por último el nulo reconocimiento al esfuerzo que han tenido que realizar todos los miembros de la comunidad educativa para salir del pozo en el que dejaron los socialistas a Castilla La Mancha, la región con más déficit de España, además de 4.000 millones de euros en facturas sin contabilizar y sin pagar (la mitad del presupuesto regional). En concreto me refiero al profesorado, que no solo no rebaja su jornada lectiva, sino que ni siquiera cobrará este año el resto de la paga extra como le ocurre a los funcionarios del Estado.

Y si todos estos argumentos no son suficientes, creo que el más contundente para explicar su desaparición es EL COLOR ROJO QUE ADJUDICÓ LA CONSEJERA A LA EDUCACIÓN EN NUESTRA COMUNIDAD AUTÓNOMA, porque otros argumentos  parece ser que no existen, salvo que se tenga dos varas de medir o dos gafas de distinta graduación para ver la realidad.

Montserrat Martínez, Senadora del PP por Cuenca y directora del IES Pedro Mercedes hasta el 20 de diciembre de 2015

 
Comparte esta noticia: