Los expertos reunidos la pasada semana en la sede de la Consejería de Sanidad para analizar el brote de legionela de Manzanares, destacaron que la actuación de la Consejería de Sanidad, tanto desde la Dirección General de Salud Pública como desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM),  ha sido determinante tanto por el seguimiento que se ha hecho del brote como por la rápida resolución del mismo.