La consejera ha citado la situación prácticamente “de prealerta” que viven las mancomunidades del Tajuña y del Sorbe, que abastecen a 35 y 43 municipios de Guadalajara respectivamente y cuyas reservas están cerca de tener que soportar restricciones. En concreto, el sistema del Tajuña posee en la actualidad 8,56 hectómetros de reservas y entrará en prealerta en el momento en que esa cifra baje de 8,35 hectómetros cúbicos. Por debajo de 6,42 incluso entrará en situación de emergencia. De esta mancomunidad beben un total de 34.000 habitantes de municipios como Pastrana, Brihuega, Yebes, Chiloeches u Horche.

Por lo que respecta a la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, de la que se abastecen 43 municipios de la provincia de Guadalajara además de Alcalá de Henares (Madrid), actualmente almacenan 15,89 hectómetros cúbicos para un consumo total anual de 19. Esta Mancomunidad sirve agua a los núcleos más poblados de Guadalajara, incluida su capital y Azuqueca de Henares, con un total de habitantes abastecidos cercano a las 400.000 personas.

Por esta razón, Elena de la Cruz se ha mostrado muy crítica con el Gobierno de Mariano Rajoy, afirmando que “es un despropósito que se estén llevando el agua y que no esté garantizada el agua de boca en Castilla-La Mancha”. De la Cruz ha afirmado que “precisamente hoy que Mariano Rajoy está visitando Castilla-La Mancha nos resulta chocante que se preocupe por el mundo rural pero no se preocupe del agua que es tan necesaria para el mundo rural en la región”. La consejera ha califica de “sinsentido” la visita del presidente del Gobierno a la región precisamente hoy cuando su ministra de Agricultura autoriza una nueva derivación. Para Elena de la Cruz, Rajoy “se está burlando de los castellano-manchegos con la aprobación de este nuevo trasvase”.

Quinto recurso

La consejera ha recordado que desde la toma de posesión del Gobierno regional, han sido cinco las derivaciones de agua al Levante aprobadas en situación de nivel 3 por el Gobierno de España, con un total de 59 hectómetros cúbicos trasvasados. Los cuatro primeros ya fueron recurridos por el ejecutivo autonómico ante la Audiencia Nacional.

Sobre este nuevo, De la Cruz ha afirmado que también se recurrirá en próximas fechas bajo similares argumentos a los anteriores, ya que el nivel por el que han sido autorizados es inferior a 400 hectómetros cúbicos, umbral que el Ministerio reconoció como mínimo para entrar en nivel 4 o no trasvasable. “Por supuesto que se va a interponer recurso” ha dicho, subrayando que “en contra de lo que hizo el anterior ejecutivo regional y el Gobierno de Mariano Rajoy, nosotros vamos a defender los intereses de los castellano-manchegos”.

En relación a la disminución de las cuantías derivadas desde julio a noviembre (20, 15, 10, 8 y ahora 6 hectómetros), Elena de la Cruz ha indicado que “vienen a manifestar un sentimiento de culpa. Van robando el agua poquito a poco a Castilla-La Mancha cada vez en menos cantidad porque saben que lo que están haciendo no es justo para esta región. Cada vez lo van aprobando con menos cuantía pero siguen llevándose el agua de los pantanos de cabecera”.

La consejera se ha referido también a la manifestación convocada para este domingo en Guadalajara por la Plataforma de perjudicados por el trasvase y por los municipios ribereños para defender el agua del Tajo. “Es la segunda vez que este Gobierno, que se está marchando, aprueba un trasvase cuando hay convocada una manifestación. Es un despropósito. Lo que están haciendo es reírse de las personas, de todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha y de todos los que están sufriendo las consecuencias de los trasvases indiscriminados”, ha afirmado Elena de la Cruz.