Hace apenas dos semanas la Mancomunidad Vega del Henares informaba de que el 2017 había sido el mejor año de su historia en cuanto al volumen de recogida de residuos reciclables como el papel, los envases o el vidrio, con un incremento medio superior al 10%, pero los datos que conocemos hoy respecto a la recogida de aceite vegetal usado empequeñece este crecimiento. Durante el último año AFAUS, empresa de inserción social que se encarga del servicio desde 2014, ha recogido 42.215 kilos de este residuo en los nueve municipios que forman la MVH, una cifra que casi triplica la obtenida durante el año 2015, donde se alcanzaron las 15 toneladas.

El trabajo conjunto de la Vega del Henares y AFAUS triplica el volumen de aceite usado recogido en el Corredor en solo tres años
Durante el año 2015 se recogieron poco más de 15 toneladas de aceite usado, mientras que en 2017 ya superan las 42 toneladas, lo que supone quintuplicar el aceite vegetal usado recogido en 2014, año en que la MVH y AFAUS firmaron el convenio actual

Este impresionante incremento, que lo es aún más si tenemos en cuenta que en el primer año de la concesión del servicio AFAUS solo recogió 9 toneladas de aceite doméstico usado, viene dado por el incremento de puntos de recogida mediante contenedores urbanos (22 repartidos en los 9 municipios miembro de la MVH), el comienzo de la recogida en los ocho Puntos Limpios de la Mancomunidad, la efectividad de las campañas de concienciación y la calidad en la prestación del servicio, que AFAUS lleva a cabo con dos trabajadores de forma directa y otros siete de forma indirecta. “Estas cifras nos satisfacen por un doble motivo porque no solo estamos mejorando a la hora de reciclar nuestros residuos y evitar que se viertan incontroladamente al medio natural, sino que al colaborar con una entidad que se dedica a la reinserción social, contribuimos a dar una nueva oportunidad de autonomía personal a personas válidas, pero que han sufrido mucho en la vida”, ha señalado el Presidente de la MVH, Santiago Casas.

Con estos datos de recogida la asociación AFAUS pro Salud Mental ha superado con creces el objetivo inicial de las 30 toneladas con las que hacer viable el servicio, y se acerca a las 50 toneladas, horizonte ante el cual tiene ya establecido un plan de trabajo para convertirse en productor de biodiesel, pasando a ser ellos mismos quienes traten el aceite vegetal usado para valorizarlo y darle un segundo uso como combustible. El objetivo, seguir generando negocio para poder crear nuevos puestos de trabajo e integración para las personas con enfermedad mental que tienen bajo tutela.

La labor de los trabajadores de AFAUS consiste actualmente en realizar la recogida del aceite usado depositado en los contenedores de forma periódica para su posterior venta y transformación en biocombustible. Al mismo tiempo, se hacen cargo del mantenimiento de los puntos de recogida, conservándolos en condiciones estéticas e higiénicas adecuada. A ello se suma las charlas informativas impartidas al comienzo del proyecto en los colegios de la Mancomunidad, con reparto de embudos entre los alumnos para facilitar a las familias el almacenaje del aceite usado hasta que sea depositado en el contenedor naranja, campaña que se espera repetir durante el próximo curso escolar.

Además, AFAUS Pro Salud Mental es también la pieza esencial en el proyecto de agrocompostaje de residuos orgánicos ‘Henares Agrocomposta’, que la Mancomunidad Vega del Henares lleva desarrollando desde el año pasado, con la recogida de residuos en los colegios asociados y la transformación de los mismos en compost. Actualmente AFAUS, además de recoger los residuos de los colegios y ocuparse del mantenimiento de los contenedores, también realiza el agrocompostaje en una finca cedida para su actividad de huerto ecológico en Cabanillas, donde ya llevan procesadas 12 toneladas de residuos orgánicos transformados en compost de alta calidad.

“Estamos encantados con la colaboración con AFAUS”, asegura Santiago Casas, “no sólo ha mejorado el servicio de recogida de aceite, sino que siempre están dispuestos a nuevos retos, contribuyendo a la sostenibilidad del Medio Ambiente y llevando a cabo una estupenda labor social. Todo ello además siendo capaces de superarse cada año en sus expectativas”. Tanto es así, que de mantener el ritmo de recogida de aceite del último trimestre (12.525 kg) al finalizar este año 2018 habrán superado ya la barrera de las 50 toneladas de residuo recogido al año.