El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha indicado que ayer vimos cómo el presidente de la Junta, García-Page, no quiso dar la cara en las Cortes regionales y se escondió detrás de sus consejeros para no explicar sus bienes, renta y patrimonio.

En rueda de prensa, el portavoz popular se ha referido a la denuncia de Izquierda Unida ante la Fiscalía Anticorrupción, en la que apuntaban a Page en relación con determinados asuntos relacionados con la aprobación del PAU del Quiñón de Seseña.

Así, Cañizares ha preguntado a García-Page, puesto que ayer no pudo hacerlo en la Junta de Portavoces ante su negativa a comparecer, cuántas veces ha comido y se ha reunido con Francisco Hernando `el Pocero´ y en qué fechas.

Asimismo ha pedido conocer por qué Page tiene incrementos de ahorros en algún año concreto, según  aparece en sus declaraciones de bienes.

El portavoz popular ha denunciado que ayer vimos la opacidad y el engaño de García-Page, presidente de un Gobierno que nace muerto en transparencia, con un García-Page que se ha atrincherado, poniendo a sus consejeros como cortina de humo para tapar lo que él no quiere contar a los ciudadanos, ha concluido.

 El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha denunciado hoy que los escándalos inhabilitan al Gobierno de García-Page.

En rueda de prensa, se ha referido a las “graves incompatibilidades y `puertas giratorias´ de Ruiz Molina, que le inhabilitan para ser consejero, tal y como denunció ayer el PP en la comparecencia del dirigente socialista ante la Junta de Portavoces.

De este modo, ha recordado que el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, entre los años 2007 y 2009 ocupó el puesto de director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Al mismo tiempo, el Sescam durante ese periodo realizó diferentes contratos millonarios con la empresa privada Indra.

Así, Cañizares ha denunciado que Ruiz Molina siete meses más tarde pasó a formar parte de la empresa Indra como director Comercial y de Desarrollo de Negocio cuando, según la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, se establece la imposibilidad de los miembros de gobierno, -incluidos los responsables gerentes como el del SESCAM-, de ponerse a disposición de las empresas con la que se haya contratado, al menos en los dos años posteriores.

Sobre el documento que ha facilitado Ruiz Molina a algún medio de comunicación, al que aún no ha tenido acceso el PP, Cañizares ha denunciado que este no tiene registro de salida.

El dirigente popular ha recordado que las normas de incompatibilidades son ineludibles, imperativas y no pueden determinarse excepciones mediante informe de un órgano interno de la Administración, así como no se puede exceptuar su aplicación por interpretación de una dirección general a una persona concreta en contra de la ley.

Por ello, el portavoz popular ha señalado que el informe no tiene el contenido propio de las autorizaciones que emite la Dirección General de Función Pública y Calidad de los Servicios a los funcionarios para que puedan ejercer una segunda actividad sin incurrir en incompatibilidades, sino que realiza una interpretación de los artículos 19 y 34 de la referida ley.

En este sentido ha apuntado que la interpretación y asesoramiento jurídico no era competencia de la Dirección General de la Función Pública y de Calidad de los Servicios, sino del Gabinete Jurídico, según la Ley de Ordenación de los Servicios Jurídicos de la Junta.

Escándalo de los hermanos Guijarro

De otro lado, Cañizares se ha referido a los “los escándalos de los hermanos Guijarro, que inhabilitan a José Luis Martínez Guijarro para ser vicepresidente”.

Así, ha explicado que los tres hermanos Guijarro son “el triángulo de los escándalos en Geacam: el primero como presidente de Geacam, el segundo como diputado provincial de Cuenca y el tercero como beneficiario de la adjudicación”.

Según el portavoz popular, estos escándalos merecen el cese del vicepresidente, que está lastrado por estos casos oscuros y turbios que ayer denunció el PP en la Junta de Portavoces, ha concluido.