El Partido Popular de Castilla-La Mancha vuelve a denunciar las derivaciones masivas de pacientes de la región que se están produciendo a la sanidad privada diariamente, así como la obligación que tiene Page de informar sobre los cuantiosos ingresos económicos que se están produciendo a estas clínicas privadas gracias al gobierno socialista.