Durante el pleno regional celebrado en el día de ayer, tanto Guarinos como Robisco le exigieron que abandonara el rencor con el que viene actuando en este tema por el mero hecho de que el convenio fue firmado por la presidenta Cospedal. Al mismo tiempo le instaron a que cesara en su empeño de destruir este gran convenio y las garantías que representa así como que dejara de engañar a los ciudadanos de una vez por todas en relación con este tema. “Page debe ponerse a trabajar para mejorar, en su caso, este convenio, constituyendo y convocando de inmediato la comisión de seguimiento en él prevista algo que todavía no ha realizado este gobierno”, afirman los diputados regionales de Guadalajara.

Guarinos y Robisco afirman que “la gestión de la sanidad en nuestra región durante el gobierno de Page está siendo pésima”, al tiempo que subrayan “la sobrada incapacidad del presidente regional en este tema en un muy corto espacio de tiempo”.  En este sentido se han referido no solo a los problemas que ha generado con el convenio sanitario sino por el incremento desmedido de las listas de espera, por la derivación masiva a la sanidad privada que está realizando o por la pésima gestión que se ha hecho patente y que han demostrado en relación con los casos de legionelosis en Manzanares. “No se pueden hacer peor las cosas en tan corto periodo de tiempo” concluyen Guarinos y Robisco.