El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pronunciado hoy un discurso flojo, improvisado y carente de contenido, olvidándose de la mayoría de los colectivos de nuestra región, tales como los 233 afectados por el brote de legionela de Manzanares (CR).

 
Comparte esta noticia: