El Servicio de Farmacia del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha logrado que todos los medicamentos que se almacenan y se suministran en el Área Integrada de Cuenca pasen a tener un único nombre según el principio activo o Denominación Común Internacional (DCI), que es una descripción genérica de los fármacos definida por la Organización Mundial de la Salud en la que no se contemplan marcas ni nombres comerciales.

 
Comparte esta noticia: