El Servicio de Oftalmología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha implantado una novedosa técnica quirúrgica para el tratamiento del glaucoma que se denomina canaloplastia, con mejores resultados y menor tratamiento farmacológico para los pacientes.

 
Comparte esta noticia: