Así lo ha anunciado esta mañana el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, que ha explicado que el Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de un informe sobre la ruta trazada por dicha consejería para la elaboración y publicación de las listas de espera en Castilla-La Mancha.

“Estamos ultimando –ha detallado- un portal web en el que de forma clara, precisa y totalmente transparente se cuelguen los datos de las listas de espera, incluyendo un histórico, tal y como se hacía hace cuatro años”.

Así, ha precisado, se ha pasado de 156.500 personas en noviembre de 2013, cuando el anterior Ejecutivo regional volvió a publicar las listas de espera, a 139.600 en este momento.

El portavoz ha añadido además que en los últimos meses del gobierno de Cospedal, 11.000 castellano-manchegos fueron derivados a clínicas y hospitales privados mientras que con el actual gobierno de Emiliano García-Page apenas han sido 700, y lo más importante, ha dicho, “ya no vamos a derivar a nadie más”.

Hernando ha mencionado que el PP no debería hablar de ello ni en el fondo ni en las formas. “En el fondo -ha explicado- porque ellos mismos fueron los que engañaron con las listas de espera y en las formas porque resulta llamativo que acudan al Defensor del Pueblo cuando ellos mismos fueron quienes suprimieron esa misma figura en Castilla-La Mancha nada más llegar”.

Plan Dignifica

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha dado a conocer además el último informe del Plan Dignifica, del que el Consejo de Gobierno también fue informado ayer, y en el que se pone de manifiesto que los tiempos de permanencia en urgencias en toda la comunidad se han reducido de 72 horas con el anterior Ejecutivo a una media de seis horas de espera antes de ingresar en planta.

El informe concluye que, una vez finalizado el periodo veraniego y a diferencia de lo vivido en años anteriores, en el presente 2015 no se han producido colapsos en los servicios de urgencias de los hospitales de la región.

Hernando ha subrayado que se ha acabado con esa “terrible imagen de los colapsos en urgencias y de los pasillos llenos de camas con pacientes esperando a ser atendidos ya que en el 98 por ciento de los casos han permanecido en espera de asignación de cama en la Sala de Observación, sin ocupar ningún espacio que obstaculice la atención de nuevos pacientes”.

El portavoz regional ha precisado además que se han reabierto un total de 202 camas en los hospitales públicos de Castilla-La Mancha, pasando de las 602 que había en julio a las apenas 400 de estos días.

Se trata, ha dicho, de un dato “tremendamente positivo”, ya que el objetivo con el que se ideó el Plan Dignifica, que era “humanizar” la asistencia sanitaria en la región incrementar el respeto, la dignidad y la intimidad en el trato a nuestros pacientes, se ha cumplido.