Por este motivo, el Gobierno regional ha iniciado una ronda de contactos con los interlocutores sociales relacionados con el agua, en las cinco provincias de Castilla-La Mancha, para reflejar las necesidades de nuestra Comunidad Autónoma en los diferentes recursos que presentará la Junta de Comunidades a los planes hidrológicos, antes del próximo 19 de marzo. 

Así lo ha manifestado el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, tras la reunión que ha mantenido hoy con la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental y la Plataforma de Regantes y Usuarios de la Cabecera del Segura, en la Delegación de la Junta de Comunidades en Albacete.

Esta ronda de contactos que se inició con la Plataforma en Defensa del Tajo y del Alberche en Talavera, continuará con regantes y usuarios de Guadalajara y Ciudad Real. 

Sobre los diferentes planes hidrológicos aprobados por el Gobierno central, Antonio Luengo ha afirmado que  la posición política y jurídica del Ejecutivo castellano-manchego es “firme y sólida, y ha acusado al Gobierno del PP de poner en marcha una política hidrológica “extemporánea, con un Gobierno provisional, con un Gobierno en retirada, y unos planes hidrológicos que vuelven a damnificar a Castilla-La Mancha en todas sus cuencas”.

“Castilla-La Mancha no puede seguir siendo un lugar de exportación de agua, una colonia hídrica que sirva para el desarrollo económico de Comunidades Autónomas adyacentes”, ha aseverado Luengo.

Recurso ante el TC por la demarcación del Júcar y estudios en el Segura

Por otro lado, el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo también ha anunciado que la Junta de Comunidades interpondrá un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la demarcación de la cuenca hidrográfica del Júcar por ser “totalmente ilegal y no responder a la realidad del territorio”, al igual que se está estudiando revertir las consecuencias que ocasiona el convenio de Alarcón para la provincia de Albacete.

En relación a la situación de la cuenca del Segura, Luengo ha calificado de “irrisorio” la distribución que se realiza por parte de la Confederación, en alusión a los 10 metros cúbicos que pertenecen a la cabecera de esta demarcación, y ha reiterado los problemas que tienen estos regantes con dificultades para acceder a sus derechos hídricos, y el estudio de protección ambiental que se está realizando por parte del Gobierno regional en el nacimiento del Río Mundo.