Así lo ha anunciado esta mañana en Guadalajara el delegado del Gobierno en Castilla-La Macha, José Julián Gregorio, que ha precisado que las posibles acciones legales se fundamentarán en la consideración de que la decisión de anular el POM de Villar de Cañas es contraria al interés general.

Gregorio ha explicado que van a empezar a estudiar acciones legales o judiciales contra García-Page, porque la decisión de anular el ATC “va contra el interés general de España, de Castilla-La Mancha, de Cuenca y de Villar de Cañas”.

“Un pequeño Artur Mas”

“No vamos a tolerar que por cuestiones políticas una persona frívola, irresponsable y perdedora se paralice un proyecto nacional que está consensuado en época del PSOE y que con esa acción lleve a la ruina a hombres y mujeres de la provincia de Cuenca”, ha aseverado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Asimismo, ha asegurado que se va a poner en marcha “toda la maquinaria del Estado”, para que “este proyecto de interés general y nacional llegue a buen puerto”.

Según el delegado del Gobierno: “Emiliano García-Page que se ha convertido en Castilla-La Mancha en un pequeño Artur Mas porque está dando golpes contra todo en Castilla-La Mancha”, ha afirmado Gregorio.

El delegado del Gobierno ha añadido: “Page se ha enfrentado a los conquenses con el ATC, a los talaveranos con el Puerto Seco, a toledanos y guadalajareños con el convenio sanitario, a Ciudad Real por Elcogas, que vuelvo a recordar que es gracias al Gobierno de España puede ser viable en un futuro”.