“Estamos convencidos de que va a ver una buena respuesta por parte de los ayuntamientos, porque los parados no conocen de partidos políticos y lo que quieren es que se resuelva su angustiosa situación”, ha dicho el vicepresidente, que ha recordado que el paro es “el principal problema social” de una Región con cerca de 90.000 familias con todos sus miembros en paro.

Martínez Guijarro hacía estas manifestaciones en rueda de prensa con motivo del Consejo de Gobierno abierto que este martes ha recibido a representantes del Comité Ejecutivo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de Castilla-La Mancha, encabezados por su presidenta, Mayte Fernández.

El vicepresidente regional ha destacado “la importancia de recuperar la colaboración y la cooperación institucional con los ayuntamientos, ya que sin ellos, en muchos casos, hubiese sido imposible extender la red de servicios”.

Sobre la mesa, asuntos también como la financiación autonómica que, a su juicio, “se tiene que abordar de una manera urgente en la próxima legislatura” por parte del Gobierno de España.

En este sentido, Martínez Guijarro recordó que en las Cortes de Castilla-La Mancha se está tramitando una ley que viene a dar seguridad jurídica a los ayuntamientos para que puedan seguir prestando servicios en distintos ámbitos a partir del próximo año.

Por su parte, la presidenta de la FEMP en Castilla-La Mancha, Mayte Fernández, ha calificado el encuentro como “una buena oportunidad para atender nuestras demandas e iniciar una relación institucional que debe mantenerse a lo largo de la legislatura”.