El Ayuntamiento de Cuenca se ha visto ante la incapacidad de solicitar el Plan de Empleo Extraordinario de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha 2018 porque, tras las modificaciones realizadas en la convocatoria este año, supondría tener que asumir un coste mínimo de 1.079.173,9 euros, siempre y cuando todos los contratados hubieran correspondido a la categoría de “peón”. De no ser así, la cifra hubiera sido aún más elevada.

El Ayuntamiento de Cuenca no ha podido acogerse al Plan de Empleo de la Junta porque supondría un coste de más de 1 millón de euros
⦁ La Junta obliga a contratar a un mínimo de 132 trabajadores y presupuestos municipales solo disponen de una partida de 120.000 € para los planes de empleo

Un gasto inasumible por parte de la institución local a los que hay que sumar los equipos de trabajo y el material. Cabe recordar, que el Ayuntamiento está sometido a un severo Plan de Ajuste 2012-2032 aprobado por la corporación de mayoría socialista en la anterior legislatura.

Así de clara y contundente es la razón por la que el Ayuntamiento este año no ha podido acogerse a esta nueva convocatoria, cambiada unilateralmente y sin contar con las entidades locales, a pesar de tener partida presupuestaria e intención de solicitar el Plan de Empleo de haberse mantenido las condiciones de años pasados.

Y es que, en la presente convocatoria y como novedad, la Junta obliga a contratar a 132 trabajadores. Requisitos que en la anterior convocatoria no eran exigidos, por lo que el Ayuntamiento pudo contratar en 2017 a 27 empleados por importe de 117.661 euros, el máximo al que se pudo hacer frente.

De haberse mantenido dicha proporción, la de 2017, los 132 a los que la Junta obliga a contratar este año, como mínimo, hubiesen costado 575.231 euros, por lo que queda patente que la Junta ha duplicado e incluso triplicado el coste para el Ayuntamiento por cada trabajador, teniendo que asumir ese 1.079.173,9 euros como mínimo más los gastos de equipamiento y material.

Para el Equipo de Gobierno se trata, una vez más, del “yo invito y tú pagas” al que el Señor Page tiene acostumbrada a la institución local. Y considera de “absoluto engaño” a la ciudadanía el querer vender un Plan de Empleo que cada vez es más gravoso para las entidades locales más modestas como es el caso del Ayuntamiento de Cuenca.

Y critican la actitud de la Junta al tratar de justificar el fracaso de sus políticas de empleo descalificando a la institución local, que con responsabilidad siempre se ha acogido a todos los Planes de Empleo. Lamentando que este año no haya podido ser por suponer una asfixia para las arcas municipales.

En este sentido, cabe recordar que entre 2016 y 2017, desde el Ayuntamiento, se ha contratado a 78 trabajadores acogiéndose a este tipo de mecanismos.