La Guardia Civil de Collado Villalba (Madrid) ha detenido a dos hombres de 32 años, vecinos de Guadalajara, que ofrecían créditos, así como su intermediación en préstamos, a cambio del cobro anticipado de una comisión y que llegaron a estafar a 1.445 personas en toda España. Según informa la Guardia Civil, los estafadores ofrecían a través de prensa y televisión la concesión de préstamos, así como la intermediación en la obtención de créditos con terceros en distintas modalidades, tales como la reunificación o renegociación de préstamos o la ayuda en la negociación de otros nuevos.

Detenidos 2 vecinos de Guadalajara por estafar a 1.445 personas en toda EspañaTras las primeras tomas de contacto con los clientes, principalmente por teléfono, los estafadores solicitaban el pago de 250 euros para “formalizar los préstamos” o “realizar estudios de gestión” que nunca se materializaban. Los contratos eran enviados al domicilio de los clientes por un repartidor que cobraba 20 euros por su entrega y que les hacía firmar el documento apresuradamente sin permitir la lectura ni dejar copia del mismo.

Asimismo, solicitaban otras cantidades de dinero por los envíos de documentación, seguros de cobertura de deuda para los casos de impago o de aceleración del proceso de entrega del préstamo interesado. Cuando los perjudicados intentaban contactar con la empresa para preguntar por el trámite de su préstamo, se les amenazaba diciendo que si seguían llamando de forma insistente serían bloqueados y su préstamo sería cancelado, perdiendo así los 250 euros ya entregados.

Durante los registros a los domicilios y al centro de operaciones de la supuesta empresa en la localidad de Torrejón de Ardoz (Madrid) los agentes intervinieron dinero en efectivo, contratos, documentos y material informático relacionados con el caso. Hasta el momento han sido recopiladas 82 denuncias de víctimas, pero se calcula que podrían llegar a 1.445 personas afectadas a nivel nacional y a 200.000 euros el monto total de lo estafado.

Según la Guardia Civil, algunas de las señales de estafa en la concesión de créditos son las faltas de ortografía en correos electrónicos, la solicitud de dinero antes de conocer las condiciones contractuales, la falta de transparencia, la presión en la toma de decisiones y que no se entregue copia del contrato.