Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización cuyos miembros se dedicaban a asaltar todo tipo de establecimientos comerciales en la provincia de Guadalajara y otras localidades cercanas. Los detenidos  elegían principalmente locales que tuvieran máquinas recreativas y expendedoras para apoderarse del efectivo y otros objetos de valor a los que dar salida rápidamente. Actuaban siempre de noche y forzando las puertas de los diferentes comercios con todo tipo de métodos, utilizando incluso tapas del alcantarillado público. Se ha detenido a 10 personas que formaban un grupo itinerante al que se atribuye hasta el momento la comisión de 50 robos. Se han realizado cuatro registros en los que se han recuperado diversos efectos procedentes de sus actividades ilícitas.

 
Comparte esta noticia: