Denuncian un asentamiento en el Parque Natural del Alto Tajo, entre Guadalajara y CuencaLa Subdelegación del Gobierno en Guadalajara ha tenido conocimiento de un asentamiento presuntamente ilegal en el corazón del Parque Natural del Alto Tajo, con tiendas de campaña y alrededor de un centenar de personas y donde se vislumbran ocasionalmente dos grandes hogueras, según han informado a este periódico testigos de estos hechos.

Según estas fuentes, según recoge El Digital de Castilla-La Mancha, el asentamiento no ha sido autorizado y se encuentra ubicado en un paraje recóndito, de difícil acceso, y de alto valor ecológico, a orillas del río Tajo, en una zona que hace de límite entre las provincias de Cuenca y Guadalajara. La existencia de este asentamiento puede suponer un riesgo ya que nos encontramos en plena ola de calor, y a partir del 1 de junio esta zona se encuentra en temporada de alto riesgo forestal, y la acampada libre no está autorizada.

Algunos vecinos de la zona consideran que la presencia de tan alto número de personas en este lugar tan sensible puede producir daños irreversibles a la fauna, flora y geología de
una amplia zona de un espacio protegido, y eso por no hablar de un posible incendio en
fondo de valle con una espesísima y continua masa forestal.