El Consejo de Gobierno ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) la Iglesia de la Inmaculada Concepción en el municipio e Horcajo de Santiago (Cuenca), con la categoría de Monumento.

Declarada BIC la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Horcajo de SantiagoSegún publica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes considera que el mencionado bien reúne los valores históricos necesarios para gozar de la protección que la legislación vigente dispensa a los Bienes de Interés Cultural, por  lo que entiende procedente su declaración como tal.

La iglesia de la Inmaculada Concepción está situada en el casco urbano de Horcajo de Santiago (Cuenca), en la Plaza Cerrillo, 3. Iniciada su construcción en el año 1515 por los maestros García de Hermosa y Juan de Hornedo, fue reformada ese mismo siglo por Francisco de Luna, y rematada a principios del siglo XVII por Toribio y Gabriel del Hornedo.

Al exterior se nos ofrece como un edificio de monumentales proporciones con marcados contrafuertes entre los que se abren ventanas ojivales y la torre, cuadrada, de cuatro cuerpos adosada a los pies. El ábside es poligonal de tres lados.

La portada principal, plateresca y muy decorada, es conocida como la Puerta del Sol, se abre al mediodía y está compuesta por un arco de medio punto entre pares de pilastras con las imágenes de San Pedro y San Pablo en hornacinas situadas entre cada par y medallones en las enjutas. Sobre un friso decorado con grutescos se eleva el segundo cuerpo en el que resalta la hornacina central, con la Inmaculada, rematada por frontón triangular en un paño con casetones culminado en moldura lisa.

La Puerta de la Umbría, portada septentrional, también plateresca, es más sencilla. Enmarcan la portada dos columnas adosadas; entre ambas una jamba cuadrada sobre la que se asienta un arco de medio punto decorado en su intradós con franjas lisas, y en el extradós con elementos geométricos y un escudo  con la cruz de Santiago en la clave. Se corona con un frontón triangular clásico.

El interior es de planta de cruz latina y una sola nave, con entablamento corrido, de tres tramos cubiertos por bóvedas estrelladas que descansan sobre arcos de medio punto apoyados en pilastras platerescas.

A los pies se levanta el coro sobre viguería de madera sustentada por dos columnas de piedra. Los brazos del crucero están ocupados por sendas capillas posteriores a la construcción de la nave. Un arco triunfal ojival separa ésta del presbiterio, poligonal de tres lados y cubierto también por bóveda estrellada.

Aparte de las dos portadas, el acceso al interior se efectúa por los pies, bajo la torre. Cuenta con un coro de viguería de madera con zaparas de apoyo labradas y sobre columnas toscanas de piedra. La torre tiene cinco cuerpos, los tres últimos de sillar. El cuerpo inferior es más alto que los restantes. En el segundo y cuarto cuerpo, ispones de vanos alargados que terminan en medio punto, cegados en su mayoría en el segundo cuerpo, y en el cuarto pareados con troneras para las campanas, remate de cornisa con pares de bolas en los ángulos, y en la cornisa, sobre la clave de las troneras, una gárgola.