El poeta y escritor conquense José Luis Lucas Aledón ya cuenta con un espacio de Cuenca en su honor. Se trata del Rincón del Poeta José Luis Lucas Aledón ‘El Viajero Lírico de los Hocinos de Cuenca’, como así reza la placa que esta mañana ha descubierto el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, junto a su viuda, Isabel García, en el día en que se cumple el primer año de su fallecimiento.

Un sencillo pero muy emotivo homenaje al que han asistido numerosos conquenses entre familiares, amigos y representantes institucionales como parte de la Corporación Municipal, el vicepresidente de la Diputación Provincial, Julián Huete, y el Cronista Oficial de Cuenca, Miguel Romero.

Su ubicación bajo la ‘Casa de la Sirena’, junto a las Casas Colgadas, se encuentra en un entorno emblemático con un mirador privilegiado en el que el primer edil pensó desde un primer momento cuando le propusieron escoger un lugar, debido a las numerosas referencias que Lucas Aledón hizo a la Hoz, el Puente y el Convento de San Pablo, las huertas y al río Huécar en varios de sus textos, como así ha manifestado.

Tras leer parte de uno de ellos, perteneciente al libro ‘Los Epinicios Provinciales’, Mariscal ha hecho alusión a su recién estrenada amistad con el escritor y poeta en junio de 2015, cuando Lucas Aledón fue elegido pregonero de la Feria y Fiestas de San Julián, y la ha calificado como de “amistad eterna” puesto que para el primer edil “las amistades, como el amor, siempre son eternas, a pesar de que las personas ya no estén”. Nadie, como Lucas Aledón ha descrito el paisaje, las costumbres y los personajes de Cuenca.

Así, ha destacado el gran legado cultural que Lucas Aledón ha dejado a la ciudad de Cuenca y ha dicho de él que “va a estar siempre con nosotros”.

Previamente la viuda del Hijo Predilecto de Cuenca, por unanimidad de todos los grupos políticos representados en el Pleno Municipal, ha leído, visiblemente emocionada, un poema de Lucas Aledón escogido por la familia y bajo el título ‘Nacido en Cuenca’, así como ha agradecido el homenaje, la presencia de todos los asistentes y las numerosas muestras de cariño.

Por su parte, el Cronista Oficial de la Ciudad, ha tenido unas breves palabras de recuerdo para el que se ha referido como “bate conquense” del bilingüismo costumbrista nuestro y del que ha mencionado gran parte de su bagaje profesional y de su fuerte nexo de unión con las tradiciones de Cuenca, de las que muchas fue pregonero, como la Semana Santa, San Julián y San Mateo. E igualmente ha recitado un pequeño fragmento de su obra literaria.