“Es momento de pensar con altura de miras, por encima del interés particular de cada uno y del interés político de cada partido; de pensar en el interés de nuestro país y en el interés general de los españoles; y no mirar al corto, sino al medio y largo plazo, hacer política con letras mayúsculas y tener sentido de Estado”, ha enfatizado.

Según Cospedal, lo importante en estos momentos es “que haya un proyecto de futuro para España, donde esté garantizada la unidad, nuestro proyecto como país fuerte en la Unión Europea, y seamos capaces de sostener una sociedad del bienestar para todos los ciudadanos y garantizar el crecimiento económico y la creación de empleo”.

ESPÍRITU DE LA TRANSICIÓN

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha ha reivindicado el espíritu de 1978, porque “cuando se quiere alcanzar acuerdos, todos tenemos que poner de nuestra parte”, mucho más si cabe cuando en estos momentos hay un partido político que quiere “cambiar el modelo de Estado”.

En este sentido, ha alertado del peligro que supone poner en riesgo los pilares básicos de nuestra democracia y del pluralismo político y social “que nos ha costado mucho conseguir”.

“Estamos ofreciendo acuerdos por el bien de nuestro país y otros están hablando de los ministerios que quieren. Los que hablaban de la emergencia social ahora tienen la emergencia de los sillones. Estamos hablando de reformas, del futuro de un país y de su estabilidad”, ha subrayado.

APUESTA POR EL ACUERDO

En el transcurso de su intervención ante la Junta Directiva del PP de Albacete, María Dolores Cospedal ha reiterado que los populares han apostado por el acuerdo, sabiendo que “para ello, todos tenemos que ceder y ser generosos”. En este sentido, ha recordado que el PP ya lo fue en el Congreso de los Diputados, permitiendo que por primera vez en democracia el presidente de la Cámara Baja no perteneciera a la formación política más votada.

De igual forma, Cospedal ha recordado que los españoles dijeron el 20 de diciembre que el PP había ganado las elecciones, con más de 1,7 millones de votos de diferencia respecto al PSOE, 33 diputados y siete puntos porcentuales.

No obstante, ha constatado que el hecho de que ninguna formación obtuviera la mayoría absoluta propició que el Partido Popular propusiera desde el primer día un gran acuerdo entre los partidos constitucionalistas, que supondría 250 diputados, para ofrecer con ello a España “un futuro y una garantía de continuidad del crecimiento económico y la creación de empleo”.

Este es el modelo puesto en marcha en países como Alemania, Austria, Finlandia o Suecia, que han llegado a acuerdos porque “era bueno para el interés de sus países a pesar de que tuvieran proyectos políticos diferentes”, ha evidenciado Cospedal.

Frente a ello, ha advertido la presidenta regional del PP, se encontraría el modelo de Portugal, con una gran alianza de la izquierda con los radicales, y en la que el Partido Socialista ha necesitado del PP en los momentos en los que “ha habido que sacar las castañas del fuego”; o el modelo griego, donde el partido hermano de Podemos ha propuesto la bajar un 35% la cuantía de las pensiones.

Las consecuencias de un gobierno bipartito PSOE-Podemos

Cospedal, además, ha afirmado hoy que en Castilla-La Mancha estamos empezando a ver las consecuencias de un gobierno bipartito PSOE-Podemos.

Así se ha pronunciado Cospedal, que ha presidido esta tarde la reunión de la Junta Directiva Provincial del PP de Albacete, donde ha manifestado que “en Castilla-La Mancha estamos viendo un atisbo de lo que podría ser a nivel nacional un Gobierno del PSOE y Podemos”.

De este modo, ha lamentado que aún no se hayan aprobado los presupuestos regionales “porque se están peleando entre ellos – PSOE y Podemos-, para ver en cuánto nos van a subir los impuestos. No sabemos hasta dónde nos van a subir el Impuesto de la Renta, el de Sucesiones y Donaciones, o el de Transmisiones Patrimoniales”.

En este sentido, la presidenta del PP de Castilla-La Mancha ha denunciado que no sabemos hacia dónde va la política sanitaria en la región y ha criticado que desde junio a noviembre de 2015 se han incrementado en 27.000 personas las listas de espera sanitarias en la región.

De este modo ha manifestado que, desde el PSOE, “como saben que tienen un problema tendrán que recurrir, como hicieron en el pasado, a colaborar con la sanidad privada”, en contra de lo pactado con Podemos.

De esta forma, espera que esta vez no se colabore tan solo con una empresa multinacional y que haya “un procedimiento público y transparente y que todos podamos conocer los precios y las condiciones y que además desde el PSOE lo paguen”.

Museo de Arte Realista de Albacete

Sobre el Museo de Arte Realista de Albacete, Cospedal ha señalado que “teníamos dados los pasos más importantes para tener uno de los mejores museos de arte realista”. Así, ha indicado que en la legislatura pasada el Gobierno regional se preocupó por tener la mejor ubicación, y teníamos la voluntad política, la de los ciudadanos, la de todas las administraciones de hacerlo y el acuerdo de todos los artistas para llevarlo a cabo.

En este sentido ha lamentado que, con el PSOE, “vayamos a perder ahora la oportunidad de tener un referente cultural no solo para toda España, sino para toda Europa, solo por el mero hecho de que lo puso en marcha el Gobierno del PP”.

PSOE quiere acabar con todo lo bueno que hizo el PP

Según Cospedal, “la forma de gobernar del PSOE no responde al interés general de los ciudadanos, sino a odio, resentimiento y a acabar con todo lo bueno que hizo el PP”.

La presidenta del Partido Popular regional ha recordado que “el PP ganó las elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha. Además, en las pasadas elecciones generales el PP volvió a ganar en nuestra tierra y, mientras que el PSOE perdió 65.000 votos, nosotros ganamos 35.000”.

Asimismo, ha continuado,  “los ciudadanos saben que el PSOE no es el único partido que puede gobernar en Castilla-La Mancha, ya que pueden gobernar otros partidos, -como es el PP-,  que pone los intereses de los ciudadanos por encima de los del propio partido”.

Además Cospedal ha denunciado que hoy en Castilla-La Mancha “tenemos un gobierno débil, que está en precario porque depende de lo que digan dos diputados de Podemos”, que han dado el gobierno al PSOE, a pesar de haber perdido las elecciones.

Por ello, ha apostado por seguir trabajando “para recuperar el Gobierno de Castilla-La Mancha porque es lo mejor para nuestra región, ya que se hizo un trabajo muy necesario y ahora ya estamos empezando a ver las consecuencias del bipartito PSOE-Podemos”, ha concluido.