La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha subrayado hoy que “la seguridad tiene que ser una constante en cualquier ámbito, grande y pequeño, local y global. Aquí, en las carreteras y en los campos, en las montañas, en las calles de ciudades y pueblos de esta gran región y de toda España”.

Cospedal recuerda que “la seguridad debe ser una constante en cualquier ámbito, local y global”
La ministra de Defensa preside la toma de posesión del jefe de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha

Durante su intervención en el acto de toma de posesión del nuevo Jefe de la 2ª Zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, el general de Brigada Manuel Llamas Fernández, en Toledo, la ministra ha recordado que esta forma de entender la seguridad es algo que así lo entiende la institución: “Allá donde la Guardia Civil está, siempre permanece atenta, siempre se encuentra vigilante y siempre lo hace para permitir que los castellano-manchegos y los españoles vivan su vida en plenitud, para que el desarrollo social y económico pueda seguir adelante y vencer los obstáculos de todo aquel que crea sentirse por encima de la ley”.

La representante de Defensa, que ha estado acompañada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto; y el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, entre otras autoridades civiles y militares, ha puesto en valor el papel que juega el Instituto Armado en la sociedad actual, “muy querido por los españoles”.

Así, ha explicado que “simboliza lo mejor de nuestra gran nación; con su carácter militar, que le añade una forma característica y diferencial de hacer a su labor diaria, la Guardia Civil enarbola el honor de representar nuestra bandera y nuestros valores democráticos y garantiza algo esencial para nuestra sociedad y para nuestra forma de vida, como es la seguridad”.

Además de resaltar la “profesionalidad y carisma” del nuevo responsable en la región, María Dolores de Cospedal ha subrayado que “en estos tiempos la sensación de seguridad no se puede quedar en las cifras” y que, pese a la complicación añadida que la dispersión de municipios añade a un lugar como Castilla-La Mancha, “es fundamental que pongamos nuestros esfuerzos también en el ámbito de la seguridad subjetiva”.

EL NUEVO JEFE Y LA ZONA DE CLM

El acto de toma de posesión ha comenzado con la lectura de la orden de destinos y el juramento del cargo por parte del general Llamas. Tras las palabras del nuevo jefe de la Zona de Castilla-La Mancha, del secretario de Estado de Seguridad y de la ministra de Defensa, se ha llevado a cabo un homenaje a los que dieron su vida por España y se ha entonado el himno de la Guardia Civil.

El general de brigada Manuel Llamas Fernández nació en la localidad de Viñuela (Málaga) en 1959. A lo largo de su carrera ha desempeñado diferentes cargos y ocupado diversos destinos, entre los que destacan el Grupo de Acción Rápida (GAR), en la Unidad de Seguridad de la Casa de S.M el Rey, en la Unidad Central Operativa (UCO), así como en las comandancias de Santa Cruz de Tenerife, Melilla y Granada.

Los agentes destinados en la Zona de Castilla-La Mancha velan por 909 municipios de los 919 que existen en la región. Existen 262 Puestos de Seguridad Ciudadana (nueve puestos principales, 242 puestos ordinarios y 11 puestos auxiliares), además de las especialidades de Seprona, Servicio Cinológico, Servicio de Información, Policía Judicial, Tráfico o GEAS, entre otras. La cifra de criminalidad en esta Zona del Cuerpo durante los últimos cinco años ha descendido un 17,22%, lo que supone una reducción de cuatro puntos en la tasa de la criminalidad, pasando de 32 infracciones penales por cada mil habitantes en 2012 a las 28 registradas en 2016.