En una reunión con el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Toledo, Cospedal ha señalado que los españoles no entenderían “poner en juego la unidad y el futuro de nuestro país, el crecimiento económico y la posibilidad de crear empleo de calidad por un afán que ahora no corresponde a quien no ha ganado las elecciones”. “No es de recibo y los españoles no entienden que el PSOE se siente a hablar con independentistas, radicales y extremistas y que no quieran sentarse a hablar con el partido que ha ganado las elecciones. No es de recibo –ha insistido– y ni siquiera lo entienden una parte muy importante de los votantes socialistas”.

“Los independentismos y los radicalismos, se llamen como se llamen y vengan de donde vengan, tienen en común que quieren romper España de una manera o de otra, pero quieren romperla y, un acuerdo con ellos, puede pesar como una losa para el futuro de España”, ha advertido.

MODERACIÓN

En su intervención, la secretaria general del PP ha explicado que “desde el centro, desde la moderación y desde políticas que creen que lo más importante es el interés general, por encima del interés de un partido político, es como se construye un país y así es como se hace en nuestro entorno, en Europa. Así es como se está haciendo, por ejemplo, en Austria, en Alemania, en Finlandia o en Suecia”.

Por último, Cospedal ha vuelto a pedir responsabilidad, sentido de Estado, altura de miras y que no se mire en el corto plazo porque “todo lo que se consigue con acuerdo, con diálogo y trabajando juntos, se quita de un plumazo con el oportunismo político, la demagogia y el populismo”.

“La inacción y la parálisis nunca son buenos instrumentos para gobernar una región como está pasando en Castilla-La Mancha”

Cospedal, además, ha señalado hoy que “la inacción y la parálisis nunca son buenos instrumentos para gobernar una región como está pasando en Castilla-La Mancha”.

Así se ha pronunciado la dirigente popular, que ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el Grupo Municipal del PP de Toledo. De este modo, Cospedal ha explicado que “no tenemos presupuestos en Castilla-La Mancha porque PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo; solo se ponen de acuerdo para subir los impuestos a los ciudadanos”.

Por ello,  Cospedal ha vuelto a ofrecer al Gobierno regional que “si no pueden aprobar los presupuestos porque Podemos les exige subir los impuestos, el Partido Popular, si es para bajar los impuestos, les va a ayudar”.

En este sentido, la dirigente popular ha reiterado su ofrecimiento para que los presupuestos regionales contemplen bajar los impuestos a los ciudadanos,  “porque no es de recibo que por intereses partidistas o políticos los suban”.

De este modo, la presidenta del PP regional ha destacado el esfuerzo que se hizo en Castilla-La Mancha la pasada legislatura, bajando un punto el IRPF en el tramo autonómico, -que íbamos a bajar dos puntos más-, y bajamos además el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Transmisiones Patrimoniales.

Además de esto, María Dolores Cospedal ha manifestado que “tampoco es de recibo que no se apliquen, por intereses partidistas, políticas de crecimiento que ayuden a crear empleo en la región”.

En este sentido se ha referido a los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), que hemos conocido esta semana y que arrojan que se ha creado mucho empleo, “pero en el último trimestre gobernando el PSOE en Castilla-La Mancha las cifras han sido peores”.

Por ello, le ha pedido a Page que “no entorpezca la actividad de la economía de Castilla-La Mancha, de los empresarios, de los autónomos y de todos aquellos que crean empleo”.

En este sentido, Cospedal ha solicitado al presidente de la Junta que no tome medidas que le gusten a Podemos, que sean malas para el crecimiento económico y para la creación de empleo, porque “con la dinámica adecuada se pueden crear 100.000 empleos en esta legislatura en la región”, ha concluido.