El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado la apuesta del Gobierno regional por el territorio rural “más vulnerable”, que supondrá que el 75 por ciento de los fondos europeos se destinen a los pueblos menores de 10.000 habitantes en Castilla-La Mancha y se excluya a los municipios mayores de 30.000, a través de la Orden de selección de Grupos de Desarrollo Rural (GDR) aprobada ayer por el Consejo de Gobierno.

 
Comparte esta noticia: