Comienzan los trabajos para rehabilitar la hornacina del Arco de la Guía de BrihuegaEl Ayuntamiento de Brihuega continúa invirtiendo en la recuperación de su patrimonio con las obras de restauración de la pequeña estructura de madera, que alberga a la Virgen y preside el acceso al Prado de Santa María. Las obras de la Real Fábrica de Paños, por su parte, continúan a buen ritmo

El arco de la guía fue construido en el siglo XIX por el General Hugo, padre del escritor Víctor Hugo, durante la Guerra de la Independencia, con el objetivo de abrir un hueco por el recinto amurallado para conquistar el castillo de la Piedra Bermeja; con el paso del tiempo se configuró como puerta monumental y se colocó la hornacina de madera en cuyo interior reposa una colorida Virgen.

Un pedacito de historia de España y de Brihuega, que da acceso a uno de los rincones más bonitos del Jardín de la Alcarria. No es baladí pues que el Ayuntamiento de Brihuega haya decidido restaurarlo como parte de su intensa política de recuperación patrimonial.

“El potencial turístico de Brihuega es enorme, no sólo como hogar de los campos de lavanda, sino como villa medieval y romántica, como repositorio de siglos de historia que descansan en cada una de las piedras que con sobriedad asoman en nuestras calles”, afirma su alcalde, Luis Viejo. “Es nuestra obligación como Ayuntamiento seguir recuperando el tiempo perdido en la puesta en valor de nuestro patrimonio, no sólo como deber histórico y cultural, sino como motor económico del pueblo, para que Brihuega siga viva y nuestros vecinos puedan aprovechar la riqueza de un tesoro que les pertenece”.

Precisamente, continúan a buen ritmo las labores de consolidación de las cubiertas del edificio principal de la Real Fábrica de Paños, con una inversión de 600.000 euros por parte del municipio y otros 200.000 euros provenientes del Plan de Desarrollo Rural, con fondos de la Junta de Comunidades a través de FADETA.