Así lo ha adelantado el presidente del Ejecutivo autonómico momentos antes de reunirse en Bruselas con la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu.

Tal y como ha explicado García-Page, la demografía juega un papel crucial en una comunidad autónoma como Castilla-La Mancha ya que se trata de una región “muy grande con una densidad de población muy baja y, por tanto, con unos servicios públicos más caros de mantener”.

Del mismo modo, ha hecho hincapié en contar con más recursos económicos para que la región pueda afrontar con garantías el reto de la economía circular y, de este modo, reutilizar “residuos vegetales, de la viña o del olivo” para generar energía limpia. En definitiva, “aprovechar el conjunto de nuestra riqueza natural en términos de sostenibilidad ambiental”, ha subrayado, teniendo en cuenta la creciente sensibilidad en los países que conforman la Unión Europea por el I+D+i.

Ajustar los objetivos de Castilla-La Mancha a los de la UE

El presidente de Castilla-La Mancha también ha adelantado que nuestra región ajustará sus objetivos a los de la UE para lograr una mayor eficacia en la gestión de los planes operativos para los fondos estructurales europeos; algo, ha recalcado que “nos vamos a tomar muy en serio”.

En este sentido, García-Page ha lamentado el “mal estado de gestación” en que el actual Ejecutivo autonómico encontró dichos planes operativos al acceder al Gobierno el pasado mes de julio. Una situación que ha comparado con la tramitación del Plan de Desarrollo Rural que, ha recordado, “estuvimos a punto de perder” pero que, gracias a la intervención del actual Gobierno regional, reportará más de 1.500 millones de euros a Castilla-La Mancha hasta 2023.

Por último, Emiliano García-Page ha reflexionado sobre el papel de las autonomías en el futuro de la Unión Europea y ha reclamado un mayor protagonismo por parte de las regiones de los 27 estados miembros. Al respecto, ha defendido la necesidad de “trabajar más la escala local y la escala regional” así como “la cooperación entre regional” que es “lo que cose y da textura a la comunidad europea” ya que ““es muy difícil que todo se decida desde Bruselas”.