El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha participado en la Conferencia Sectorial de Agricultura en la que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) donde ha señalado que ha habido reparto de fondos por parte del Ministerio y eso significa que “ya se puede empezar a funcionar en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha” y ha hecho hincapié en que “sin estos fondos del Ministerio no podíamos hacer frente a los compromisos de los agricultores”.

En este sentido, Martínez Arroyo ha anunciado que en los próximos meses se van a ir sacando las convocatorias y, en concreto, “la medida de incorporación de jóvenes y la mejora de explotaciones, que es muy esperada por el sector, va a ver la luz en las próximas semanas” y esto va a permitir también a los agricultores “tener la sensación de beneficiarse del PDR”.

Aunque ha valorado positivamente que se haya tenido en cuenta la petición del Gobierno regional de 3,5 millones de euros para el primer trimestre del año, en alusión a que era una cuestión “que estábamos esperando”, también se ha referido a la “reducción brutal de los fondos de la Administración General del Estado a Castilla-La Mancha”.

El consejero ha recordado que “hemos pasado de 327 millones de euros de aportación del Ministerio de Agricultura, a 101 en Castilla-La Mancha”, para el nuevo período del PDR, lo que supone, “una disminución de 228 millones de euros, es decir, más de dos tercios de reducción”.

En la comparativa con el Programa de Desarrollo Rural anterior, el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha afirmado que “con este recorte es difícil llegar a los niveles de apoyo al medio rural que tuvimos en el 2007-2013”. Y ha hecho hincapié en que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha hecho un esfuerzo con fondos propios “para compensar esta reducción pero, evidentemente, el compromiso del Ministerio es menor que el que hubo en el período anterior”.

Por último, el consejero se ha mostrado en contra de la decisión que adoptó el anterior Ejecutivo de Castilla-La Mancha. Al respecto ha dicho que “no compartimos la negociación que hizo el Gobierno anterior y creemos que debieron establecerse ‘criterios de reparto’ y que las comunidades autónomas tienen que tener información transparente de cómo se reparten los fondos”.
En total, se prevé para el PDR de Castilla-La Mancha, 1.487 millones de euros hasta 2023, de los que solo 101 millones los aporta el Ministerio; más de 200 Castilla-La Mancha y el resto son fondos europeos. El recorte de fondos del Ministerio es extrapolable a todas las comunidades autónomas que han pasado de recibir 3.000 millones de euros, en el PDR anterior; a 1.000 en el nuevo.

Programa Vinati

Por último, para el Programa del Vino, “de los 150 proyectos que quedaron colgados del Programa Vinati en su momento, con el nuevo Gobierno hemos conseguido recuperar siete, gracias al trabajo de los técnicos de la Consejería que han revisado los expedientes, algunos de ellos con errores y en el día de hoy se han incluido para la convocatoria de Vinati que se hizo hace año y medio”. “Una buena noticia pero aún así siguen siendo muchas bodegas de Castilla-La Mancha las que se han quedado colgadas por la falta de apuesta que se hizo en su momento por el sector vitivinícola”, ha lamentado.