Así lo ha anunciado hoy el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su visita a la planta de Daimiel (Ciudad Real) de la bodega J. García-Carrión, la cuarta del mundo en volumen y la primera de Europa.

García-Page, quien ha lamentado “no haber podido hacerlo antes”, ha reiterado que este retraso se ha debido exclusivamente “a un problema claro del Ministerio” de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. “Pero no vamos a perder tiempo desde que tenemos la aplicación informática, y la próxima semana pondremos en los bolsillos del sector 200 millones de euros” que tienen que servir para seguir impulsando la Comunidad Autónoma, ha garantizado el presidente regional.

Castilla-La Mancha, de las primeras regiones en pagar el anticipo

Aunque muchas comunidades autónomas han optado por aplazar el ‘pago verde’, Castilla-La Mancha ha decidido anticiparse, pues estos pagos se refieren a prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente, y suponen duplicar el valor del derecho.

Además, este es el primer año de implantación de la reforma de la PAC para el período 2015-2020, por lo que se van a llevar a cabo numerosos controles y una asignación nueva de derechos de ‘pago básico’, así como la determinación de su importe, teniendo en cuenta que puede variar a lo largo de 2015-2019 en función de su valor respecto al valor medio de la región en que estén asignados, tal y como establece el nuevo concepto de ‘convergencia’.