La nueva etapa de GEACAM se materializa con el compromiso de recuperar el servicio de protección de montes durante 12 meses y mejorar, a la vez, las condiciones laborales de los trabajadores. En este sentido, el consejero ha aclarado, “hay que ofrecer a todos los trabajadores la posibilidad de pasar de 9 a 12 meses; ellos tendrán la posibilidad de optar”. “La campaña entera de prevención de incendios en Castilla-La Mancha tiene un presupuesto de 22 millones de euros y eso es suficiente para cubrir los 12 meses de trabajo de los 1.800 empleados”, ha añadido.

Aprovechamiento de la biomasa forestal

De hecho, en la futura estructura de GEACAM, además de estar dedicada a la prevención y extinción de incendios forestales, se van a ofertar otros servicios como el aprovechamiento de la biomasa.

En concreto, el aprovechamiento de la biomasa va a ser una de las acciones a desarrollar de cara a futuro como modelo de negocio a través de la optimización de un recurso que se genera con la limpieza de los montes y que, actualmente, se quema o tritura y que puede servir para generar energía limpia.

Martínez Arroyo ha recordado que es un compromiso del Gobierno regional, “que la empresa pública se abra, no solo desde el punto de vista de los trabajadores sino también que se abra a la sociedad y sea una empresa de referencia para toda Castilla-La Mancha”.