Así se ha pronunciado en una rueda de prensa celebrada en Ciudad Real tras conocerse la propuesta oficial de Podemos para ocupar el puesto de senador autonómico, un hecho con el que, a su juicio, se constata que el PP tenía razón y que los acuerdos de investidura entre el PSOE de Page y los de Pablo Iglesias no iba más allá del reparto de puestos y cargos públicos. Y es que, según ha recordado, todos los diputados del PSOE y de Podemos tienen un sueldo público frente al PP, que pese a haber ganado las elecciones, solo tiene cuatro diputados liberados.

Más allá del reparto de cargos y sueldos entre ambos partidos no hay nada, según Cañizares, dado que Podemos “ha guardado un silencio cómplice” ante una cuestión que era prioritaria hace unos meses, como la apertura de comedores escolares, un servicio que el Gobierno de Page no ha puesto en marcha y para el que no ha destinado ni un solo céntimo.

En otro orden de asuntos, Francisco Cañizares se ha referido a la noticia que se ha conocido hoy sobre el posible nombramiento de Maite Fernández como presidenta de la FEMP de Castilla-La Mancha. En su opinión, el PSOE “no está mandando un buen mensaje a los ayuntamientos de la región” ya que Fernández es la alcaldesa de uno de los consistorios más endeudados del país y que se ha visto salpicado, además, por varios escándalos que están actualmente en manos de los tribunales de justicia.

El portavoz popular considera que este posible nombramiento bien pudiera ser un pago de Page a la alcaldesa de Puertollano por haber guardado silencio durante estos últimos meses frente a la Junta de Comunidades en relación a Elcogas, contrariamente a lo que estuvo haciendo durante la pasada legislatura exigiéndole a Cospedal que tomara medidas.

El PSOE, el mayor enemigo del Tajo

En cuanto a la situación del Tajo y a raíz de la concentración celebrada ayer, el portavoz popular ha criticado el “cinismo” del PSOE “que durante 30 años no ha hecho más que hacer ruido sin aportar soluciones”. En su opinión, los socialistas han sido “los mayores enemigos del Tajo, ya que derogaron el Plan Hidrológico Nacional y Page, además, incrementó cuando era alcalde los vertidos, la contaminación y la basura que mandaba desde Toledo a Talavera de la Reina”.

En su opinión, Page, al igual que personajes como Artur Mas, “pretende ocultar su desastrosa gestión buscando fuera al enemigo al que culpar de todos los problemas”. Esa ha sido la “cobarde” actitud de Page desde que llegó al Gobierno de Castilla-La Mancha aupado por Podemos, y ha recordado que lo ha hecho al poner en marcha una guerra del agua enfrentándose con otros territorios, con el tema del ATC intentando que no se lleve a cabo o con Elcogas, en Puertollano, de cuyo futuro dependen cientos de familias de la comarca.