El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Francisco Cañizares, ha denunciado hoy que Castilla-La Mancha afronta su futuro con incertidumbre por el desastroso experimento que está suponiendo el pacto Page-Podemos para los intereses de los castellano-manchegos.

Según Cañizares, ha finalizado 2016 como el año en el que se están empezando a notar las consecuencias derivadas de las nefastas políticas de Page y Podemos en Castilla-La Mancha.

Así, ha definido la alianza de Page y Podemos como un pacto de intereses partidistas, pero que no está sirviendo para defender los intereses de los ciudadanos; lo que nos lleva a un bloqueo en la región, que ha derivado en que solo se apruebe este año una ley en las Cortes.

El portavoz popular, de este modo, ha lamentado que en el año 2016 no solo se ha creado menos empleo que en 2015, sino que además se ha ralentizado el crecimiento económico y se ha incrementado la fuga de empresas de nuestra tierra a comunidades vecinas, donde estas tienen condiciones más ventajosas para instalarse.

Cañizares, además, ha lamentado que los planes de empleo de Page solo han servido para endeudar a los ayuntamientos, a los que Page debe cerca de 120 millones. Asimismo, ha manifestado que Page está volviendo a arruinar a nuestra tierra por sus políticas irresponsables, como es costumbre de los gobiernos socialistas.

También, el portavoz popular se ha referido al grave empeoramiento de la sanidad pública en nuestra región con Page, que ha recortado en contratación de sanitarios y ha generado el caos sanitario, por lo que ha quedado demostrado que la promesa y la mentira son la única forma de hacer política del PSOE.

En este sentido, ha señalado que la sanidad de la región se ha hecho tristemente famosa, entre otros desastres de gestión, por unas listas de espera que se han incrementado sobre todo en los tramos más largos –de más de 180 días-, los que se han multiplicado por tres en relación con los pacientes que esperan para que les realicen intervenciones quirúrgicas.

Cañizares ha manifestado que 2017 se inicia con incertidumbre en la región en torno a los presupuestos y por un pacto Page-Podemos que sigue vivo, pero que está generando desconfianza entre los ciudadanos por las contradicciones de ambas formaciones en relación con el mismo.

Francisco Cañizares, asimismo, ha indicado que en 2016 Page ha atacado tejidos tan importantes en nuestra tierra como es el caso de la agricultura, con un tema vital como es la agricultura ecológica, donde se han recortado las ayudas de forma terrible abocando a muchas familias a la ruina; un año que también ha tenido graves retrasos en el pago de la PAC, ha apuntado el portavoz popular.

En cuanto a Educación, Cañizares ha lamentado que Page haya provocado un retroceso en la calidad de la misma, así como también ha manifestado que existe un gran malestar entre los funcionarios públicos con Page por sus promesas incumplidas, ya que no les han pagado la paga extraordinaria a la que se comprometió.

Sobre Hacienda, Cañizares ha manifestado que la región está sufriendo las consecuencias de la nefasta gestión de un consejero que fue el protagonista de la quiebra del SESCAM con el anterior Gobierno socialista ya que, siendo el máximo responsable del SESCAM, no presupuestaba ni lo necesario para pagar los seguros sociales de los trabajadores del servicio de salud regional y dejó 5.000 millones de euros de deuda.

En Bienestar Social, Cañizares ha denunciado que Page haya quitado más de 3.200 ayudas a familias que tienen dependientes a su cargo, así como también debe 12 millones de euros a los ayuntamientos en concepto de residencias de mayores; lo que pone de manifiesto que no se preocupa de los que más lo necesitan.

Además de esto, el portavoz popular ha manifestado que, en materia de Fomento, Page se ha demostrado incapaz de resolver los problemas en inversión y mejora en comunicaciones.

Con todo, Francisco Cañizares ha calificado el año 2016 como un año perdido para los ciudadanos por culpa de las nefastas políticas del bipartito de perdedores Page-Podemos, que están preocupados de sus intereses partidistas y personales, pero no de solucionar los problemas de los ciudadanos.

En este sentido, el portavoz popular ha manifestado que 2017 se inicia con incertidumbre para los castellano-manchegos, que están cansados de anuncios y promesas de Page que después se convierten en incumplimientos, ha concluido.