El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha denunciado hoy que el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, aun no ha pedido perdón por haber llamado “chachas” a las mujeres, en unas declaraciones contra la entonces presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, y le ha recordado que para luchar contra la violencia hacia las mujeres lo primero que hay que hacer es desterrar ese tipo de lenguaje.

 
Comparte esta noticia: