El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha calificado hoy de “decepcionante” el Gobierno presentado por Page para Castilla-La Mancha, que supone “la vuelta al derroche y el despilfarro”.

Así, Cañizares ha lamentado, en primer lugar, que García-Page haya aumentado los miembros de su Ejecutivo, que contará con dos más, después de haber hecho gala de reducir el 50% de los altos cargos.

Según el dirigente popular, “el incremento de los miembros de su gobierno nos hace pensar que la reducción de altos cargos que anunció podría ser un nuevo engaño de Page, tanto a los ciudadanos de Castilla-La Mancha como a Podemos”.

Además de esto, Francisco Cañizares se ha referido a José Luis Martínez Guijarro, quien será el número dos del Ejecutivo de García-Page. Según Cañizares, es significativo que Page dé este cargo a quien representa el pasado y la ruina de la región; responsable del desastre en la gestión, de las facturas sin pagar y de los escándalos que llevaron a Castilla-La Mancha al borde del abismo.

Para el portavoz popular, “es llamativo que Page ponga de número dos a quien refleja el pasado oscuro de la región por su gestión en el Gobierno de Barreda”.

Cañizares se ha referido también al hecho de que Francisco Martínez Arroyo vaya a ser consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, ya que fue director general con Martínez Guijarro en la Consejería de Agricultura.

Por ello, el portavoz popular ha señalado que este “representa la continuidad de las políticas que llevaron a la ruina y al descontrol presupuestario, donde se dieron conocidos casos de despilfarro en esta materia”, ha concluido.