Las nuevas tecnologías avanzan a un paso impresionante. Nada ni nadie logra pararlas, por lo que cada vez están presentes en más ámbitos de la vida doméstica, laboral o en el ocio. Dentro del terreno de lo laboral, hay un sector de la población que se está viendo notablemente impulsado en los últimos años: el mundo rural.

Los drones ofrecen múltiples opciones dentro del mundo de la agriculturaEl sector primario de la agricultura, la minería y la ganadería no parece, a simple vista, que tenga mucho que ver con tecnologías como robots o drones, pero nada más lejos de la realidad. De un tiempo a ahora, los desarrolladores tecnológicos se están centrando en crear máquinas – e incluso aplicaciones – que faciliten el llevar a cabo cualquiera de estos oficios, además de que así también acercan tecnologías más populares en las grandes urbes a las zonas donde todavía no se han popularizado (o, al menos, no tanto).

La tecnología va cogiendo forma y color y ya se empiezan a vislumbrar los primeros usos de este tipo de aparatos. ¿Será el futuro? Es pronto para afirmarlo con certeza, pero parece estar claro que ha llegado para quedarse, sino que se lo digan a algunos de los avances tecnológicos más impresionantes que ya hemos podido ver haciendo acto de presencia en el mundo rural.

UN DRON PARA CONTROLAR LOS PESTICIDAS Y FERTILIZANTES.-    Los drones ofrecen múltiples opciones dentro del mundo de la agricultura. Su capacidad para sobrevolar los campos de forma rápida y de obtener información sobre los cultivos de manera eficaz gracias a sus sensores y a su cámara integrada (de tenerla) hacen que tenga mucho futuro dentro del sector.

‘APPS’ AGROPECUARIAS.-    Aunque no resulten tan llamativas como un drone o un robot, las aplicaciones para móviles están modernizando sustancialmente el entorno rural, facilitando a los trabajadores el aspecto de la organización, tanto a la hora de llevar el registro de su ganado (enfermedades, partos, años de vida, etc.) como a la hora de llevar un estricto control de qué se tiene plantado, dónde y cuándo se debe recoger, por ejemplo.

En una época en la que el trabajo de este tipo no es apenas contemplado por los jóvenes y cuando la población envejece sustancialmente, tener aplicaciones en la palma de tu mano que permitan modernizar todo de forma sencilla y rápida, es un gran aliciente para atraer a nuevos trabajadores del sector.

UN ROBOT PARA CONTROLAR EL GANADO.-    Australia tiene el gran problema de que sus terrenos de ganadería y agricultura son poco más que inmensos. En el caso de la ganadería, además, corre el peligro de que algún animal se extravíe si hablamos de zonas grandes, por lo que extremar las precauciones no está de más.

UN DRON PARA CONTROLAR A LAS OVEJAS.-    En Nueva Zelanda es muy típico utilizar caballos para controlar grandes ganados en grandes terrenos, así como vehículos tipo todoterrenos para ir vigilando cómo se encuentran los animales e ir guiándoles en el camino, de ser necesario. Estas dos opciones tienen el inconveniente de que, por un lado, el caballo se cansa y se hace mayor, al igual que hay que darle de comer, y, por otro, la gasolina del coche es un gasto que no sale precisamente barato.

UN ROBOT PARA CUIDAR LECHUGAS.-    Sí, los robots para cuidar lechugas existen y son bastante más útiles de lo que uno puede llegar a pensar. El Lettuce Bot, que así se llama esta máquina, está desarrollada por la compañía Blue River y tiene la misma finalidad que otros del estilo: ayudar a cuidar el campo de cultivo y dar un impulso a la agricultura rural, modernizándola en el proceso.

VEHÍCULOS AUTOMATIZADOS PARA LAS GRANJAS.-    Los vehículos autónomos como el de Google están en pleno auge y su tecnología en una investigación constante, por lo que no es de extrañar que todo tipo de vehículos autónomos hayan llegado a las granjas (tractores, cosechadoras, etc.).