Trillo ha finalizado con éxito una Feria Chica sin Vacas por el Tajo pero en la que ha destacado el buen ambiente, la ausencia de incidentes y la amplia participación en cada uno de los actos programados. Cerca de 700 personas llenaron el frontón para disfrutar de la cena de peñas que se celebró el viernes, dando comienzo a los actos festivos. La charanga Artistas del Gremio, como cada año, fue calentando y motivando al personal, que fue metiéndose en el ambiente festivo con ganas y alegría.

Buen ambiente, ausencia de incidentes y amplia participación en la Feria Chica trillana
Trillo ha dado la bienvenida al verano por todo lo alto, con unos días festivos marcados por el buen ambiente, la ausencia de incidentes y una alta participación en todos los actos programados, entre los que destacan la sesión de canciones estivales de El Pulpo, el concierto bajo las cascadas de Flamencopatía, la I Feria de la Tapa trillana y el Tributo a Julio Iglesias.

Con una temperatura por fin veraniega, El Pulpo dio la bienvenida a la nueva estación estival desde el escenario de la plaza Mayor que ocupó para animar la noche trillana con temas que consiguieron sacar a bailar a todos los asistentes. Tras su sesión de canciones veraniegas, la orquesta Liverpool continuó poniendo las notas musicales hasta salido el sol, tras consumirse una de las noches más cortas del año.

La jornada del sábado comenzó más tranquila de lo que es habitual. Si bien año tras año cientos de personas van ocupando las orillas del Tajo desde primera hora, en esta ocasión se vivió un día más familiar y autóctono, lo que no impidió que fueran muchos los vecinos de la comarca que se acercaron al pueblo ribereño para disfrutar del encierro matutino por las calles de dos novillos de la Ganadería Andrea Ochaíta de Cifuentes. Tras la suelta, que se desarrolló sin incidentes, los más pequeños tuvieron ocasión de correr junto a cinco pequeños terneros que incluso se dejaron tocar amistosamente por las pequeñas manos infantiles.

Los bares de la localidad se llenaron poco después para disfrutar de la música de las charangas y la batukada de Trillo, Trilamba, que acompañaron y amenizaron el vermú, que se desarrolló en medio de un intenso calor, lo que motivó que muchos se aventuraran a darse un baño en el río Tajo.

Con algo más de fresco se pudo disfrutar del concierto de Flamencopatía, que se celebró bajo el rumor de las cascadas del río Cifuentes en su llegada a Trillo. Como si fuera un instrumento más, el agua acompañó cada una de las canciones del grupo, entre las que no faltaron grandes temas flamencos como Noches de Bohemia, El probe Miguel o Por eso te canto. Cientos de personas se concentraron en la enorme terraza junto al puentecillo para corear y bailar cada uno de los temas que interpretó el conjunto.

Cerró la jornada una espectacular tirada de fuegos artificiales, a la que siguió una suelta de toros de fuego por las calles. Un doblete musical a cargo del show de la orquesta Diamante y Grupo Marengo llevó la fiesta hasta las primeras luces dominicales.

Los niños fueron los protagonistas indiscutibles de la mañana del domingo, cuando disfrutaron de las actividades para ellos preparadas en el frontón. Hinchables acuáticos y de secano, encierro de carretones, un improvisado concurso de recortes a pequeño tamaño hicieron que los pequeños trillanos lo pasaran en grande. Para calmar el calor y reponer fuerzas, los bares de Trillo organizaron su I Feria de la Tapa. Cada establecimiento participó con un pequeño plato que los clientes disfrutaron junto a la música de la charanga, que también animó el vermú del domingo.

Por tercer año consecutivo, un tributo dio por terminada la Feria Chica, en este caso, a Julio Iglesias. Recién llegado de Miami, como bromeó con el público, el imitador del cantante español internacionalmente conocido fue desgranando uno a uno los temas más conocidos de su discografía, entre las que no faltaron canciones como Bamboleo, Me olvidé de vivir, Baila morena o Soy un truhan, soy un señor.

La concejala de Festejos, Marta Pérez, realiza un balance muy positivo de estos días festivos, destacando, como siempre, la buena acogida y la participación que registran cada uno de los actos programados. Del mismo modo, la edil también se acuerda de todos los que hacen posibles las fiestas, desde trabajadores municipales a miembros de la Comisión de Festejos y todos aquellos que colaboran de una forma u otra.