Desde el Consistorio Optense se está iniciando el procedimiento para declarar al municipio zona gravemente afectada por emergencias de protección civil, declaración que es necesaria para poder recibir ayudas para mejorar los desperfectos que ocasionó la tormenta de agua y granizo que cayó en Huete y la zona el pasado domingo 25 de junio, así como para el acceso a ayudas por parte de los diferentes organismos.

El Ayuntamiento de Huete pedirá la declaración de zona gravemente afectada por las últimas tormentas
La tormenta también ha ocasionado que el agua torrencial se metiera en los acuíferos y manantiales de Huete que ha producido que el agua corriente que llega a las casas estuviera turbia en los días siguientes.

Con esta declaración se pretende acceder a ayudas para mejorar los caminos rurales e infraestructuras municipales afectadas, así como conseguir que tengan ventajas los agricultores por la pérdida de cosecha por el granizo y agua. Se espera que todo ello repercuta positivamente en el municipio. Para solicitar tal declaración se debe aprobar en el siguiente pleno municipal.

Esta tormenta torrencial provocó que en apenas veinte minutos cayera más de 40 litros por metro cuadrado lo que provocó grandes riadas por las calles de Huete imposibles de asumir por el alcantarillado y red de saneamiento del municipio, por lo que ocasionó inevitablemente que hubiera inundaciones en espacios públicos y privados. También hubo caída de ramas y árboles que fueron enseguida retirados. Para ayudar a solucionar estas incidencias intervino protección civil de Huete a cuyos voluntarios agradecemos su trabajo desinteresado para colaborar con los vecinos en esta emergencia.

La tormenta también ocasionó una avería en el sistema eléctrico de las bombas de impulsión de la Fuente Duz, por lo que el lunes amanecimos sin agua en los depósitos y red de agua de Huete. Enseguida se arregló y con el apoyo del camión cisterna de la Diputación se recuperó la red de aguas a lo largo de la mañana.

La tormenta también ha ocasionado que el agua torrencial se metiera en los acuíferos y manantiales de Huete que ha producido que el agua corriente que llega a las casas estuviera turbia en los días siguientes.

Desde el ayuntamiento sentimos todas estas incidencias sobrevenidas que se están solucionando poco a poco, como puede ser la limpieza de calles y carreteras, y esperemos una vez pasado todo tengan el menor impacto en los servicios municipales prestados a los vecinos.