Ruiz Molina ha intervenido al final del debate en las Cortes regionales sobre dos proposiciones de Ley presentadas por el PSOE y Podemos, una para reducir la jornada laboral de los empleados públicos a 35 horas semanales y otra por la que se permite ampliar la edad de jubilación del personal funcionario y estatutario de la Junta de Comunidades, que han sido aprobadas.

Durante su intervención, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que ambas proposiciones de Ley contribuyen a la mejora de los servicios públicos en Castilla-La Mancha, uno de los objetivos fundamentales del Gobierno de Emiliano García-Page.

Sobre la prolongación de la permanencia en el servicio activo del personal funcionario y estatutario que cumpla 65 años, Ruiz Molina ha indicado que, además, está encaminada a retener el talento de los mayores.

Este Gobierno, ha continuado, va a conciliar la retención del talento de los mayores, con la ampliación de la edad de jubilación, y la de los jóvenes, con el Plan Extraordinario de Empleo, que contempla el contrato joven.

Ruiz Molina ha lamentado que el PP durante su etapa en el Gobierno regional no hiciera nada en este sentido y, por el contrario, se dedicara a “la retención de los derechos de los ciudadanos y de los empleados públicos”, permitiendo que “por inacción se fueran los jóvenes y por acción se fueran los mayores”.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha denominado esta actuación del Gobierno de Cospedal como la “aniquilación del talento”, que, además, no tiene justificación por motivos presupuestarios porque cuando aquellos profesionales cualificados no pueden seguir esa plaza tiene que ser cubierta.

Como ejemplo del desprestigio del talento y del empleado público que llevó a cabo el Ejecutivo del PP, Ruiz Molina ha mencionado que 42 jefes de servicio de Sanidad han tenido que ser despedidos porque no podían prolongar su actividad en la Administración, ya que al PP “no le interesa que la sanidad pública funcione”.  

Respecto a la reducción a 35 horas semanales de la jornada laboral de los empleados públicos a partir del próximo 1 de enero, compromiso del presidente Emiliano García-Page, Ruiz Molina ha resaltado que supondrá la creación de 442 empleos públicos, la prestación de los mismos servicios públicos con más calidad y la recuperación de uno de los derechos más importantes de los empleados públicos, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

 

Por todo ello, Ruiz Molina ha afirmado que ambas proposiciones de ley “no tienen más objetivos que mejorar los servicios públicos” que presta la Administración regional.