Antonio Andrés, vecino de Cabanillas del Campo, y Marta Álvarez, residente en Madrid, fueron los corredores más rápidos en completar la carrera reina, la de 42 kilómetros, en las categorías masculina y femenina, respectivamente, del Desafío X-Trail Trillo 2020 disputado el pasado domingo en la localidad. Ambos llegaban a la meta visiblemente contentos, tras poco más de dos horas y 49 minutos -en el caso de Andrés- y algo más de tres horas y 48 minutos -en el caso de Álvarez- de carrera.

Antonio Andrés y Marta Álvarez, vencedores del Desafío X-Trail Trillo más multitudinario y ‘ecológico’
Más de 330 personas participaron, en las distintas modalidades y categorías, en el Desafío X-Trail Trillo 2020 ‘Corre por el cambio climático’, la quinta y más ecológica edición de esta prueba de montaña que ha alcanzado así su mayor cota de participación.

Era la primera vez que Antonio Andrés alcanzaba el primer puesto en la maratón de montaña de Trillo, en la que sí había conseguido un tercer lugar y también había logrado ser campeón en la prueba inmediatamente más corta, la de 18 kilómetros. “Estuve hace dos años y corrí la corta y la gané. Y el año anterior hice la larga, que entonces era en sentido inverso, y quedé tercero”, explicaba el corredor, quien destacaba la gran velocidad a la que se había desarrollado la prueba. “Ha hecho buen tiempo y además hoy había rivales duros, y hemos ido muy deprisa”, reconocía Antonio Andrés, que ejecutó el trazado en un tiempo de dos horas y 49 minutos. “Me he encontrado bien, ha hecho bastante frío, pero la verdad es que una vez que calientas y pasan los kilómetros, casi se agradece el que haya hecho esta temperatura, hace que no te suba tanto la corporal y aguantes un poco más”.

Por su parte, Marta Álvarez subía hacia la Silla del Caballo, un paraje previo a las Tetas de Viana, con una sonrisa, la misma con la que llegaba, cerca de cuatro horas después, a la línea de meta, muy contenta por su primer puesto. “La he hecho dos veces antes y las dos veces he quedado tercera, así que hoy estoy muy contenta”, explicaba la atleta nada más recoger su medalla finisher. “De sensaciones me he encontrado muy bien, la verdad, se nota que estoy entrenando mejor”, aseguraba la madrileña, para quien la primera mitad de la prueba, la subida hasta las Tetas de Viana, es la que más le gusta. “La organización ha estado perfecta, el avituallamiento genial, el recibimiento en meta… encantadísima, así que volveré”, aseguraba Álvarez, dispuesta a seguir haciendo podios en la maratón trillana.

José Bernardo Ruiz llegaba a la meta visiblemente emocionado, tras trazar una carrera de 18 kilómetros muy rápida, en una hora y 26 minutos. Fueron casi seis menos que el segundo clasificado, David Vázquez, que la completaba en una hora y 31 minutos. Por su parte, la cifontina Ana María Losa se alzó como vencedora femenina en esta prueba de 18 kilómetros, en un tiempo de una hora y 51 minutos. “Es el tercer año consecutivo que participo; el año pasado quedé segunda o tercera, y este año sí que se nota que conoces el terreno, que para mí es muy atractivo, me gusta mucho el campo, así que todo son alicientes”, admitía la joven, “muy contenta” por su primer puesto. “He disfrutado mucho, no iba nada pesada, me he visto súper bien, la verdad, muy agradable”, en sus propias palabras. Ana Belén Gargallo, en un tiempo de una hora y 56 minutos, fue la segunda clasificada en la categoría. Cabe destacar el sexto puesto conseguido por la concejala de Deportes en el Ayuntamiento de Trillo, Marta Pérez, una amante del deporte y la naturaleza que no quiso faltar a la cita, en la que consiguió, además, el primer puesto local. “Estoy muerta, es muy duro, tenemos la mala suerte de que todo son cuestas -bromeaba-, y viene gente de mucho nivel. Estoy contenta, pero la montaña es otro mundo”, declaraba la edil trillana tras trazar los 18 kilómetros en un tiempo de dos horas y 11 minutos. El primer puesto local masculino en esta carrera fue para Julio Valero, con un tiempo de una hora y 53 minutos, seguido por Eduardo Gordillo.

En el caso de la carrera de 10 kilómetros, Javier Fernández y José Luis Martín se hicieron con el primer y segundo puesto, mientras que el trillano David Bau consiguió el tercer lugar, quedando también en primera posición en el podio local de la categoría, seguido por Manuel Toro y Javier Benito. En el caso de las mujeres, Beatriz Salas fue la primera y Gema Chamorro llegó en segundo lugar.

De la misma línea de salida partió también, en último lugar, la carrera de marcha nórdica, con un total de 21 participantes. Jorge Astasio, del Club Tierra Trágame se hizo con el primer puesto en la categoría masculina, mientras que su compañera de club, Carmen Fernández, se hizo con el oro femenino.

Además, y como novedad en esta quinta edición del X-Trail, se celebró una carrera popular infantil, en la que participaron más de 20 niños de entre cuatro y 12 años de edad. Después de calentar y concentrarse, la prueba tuvo su pistoletazo de salida en los alrededores del polideportivo para terminar cerca del puente de Trillo, donde los pequeños llegaron contentos a meta; más de 200 metros tras los cuales tuvieron su recompensa.

330 deportistas, 330 árboles

La calle Jardines fue así, durante toda la mañana del pasado domingo, lugar de reunión, diversión y expectación de amigos y familiares de alguno de los más de 330 deportistas que han participado en esta edición del Desafío X-Trail Trillo 2020, número inscripciones que vuelve a marcar un máximo y gracias a las cuales el Ayuntamiento de Trillo plantará más de 330 árboles la próxima primavera, con la ayuda de los escolares trillanos.

“Esto es increíble, ver tantos corredores, tan buen ambiente, es de agradecer que tanta gente venga aquí a hacer ejercicio, a conocer nuestro entorno, a correr de forma respetuosa y sostenible por nuestro monte, y eso que hay que potenciarlo”, señalaba la concejala de Deportes al término de la jornada. “Aún podemos mejorar, podemos pulir un par de cosillas y conseguir más participantes”, añadía Pérez, consciente del gran potencial de la zona para acoger eventos de este calado, pero muy satisfecha, no obstante, con el resultado de esta última edición del Trail. “La organización ha sido de diez, y a los voluntarios, muchísimas gracias”, terminaba la también corredora de este V Desafío X-Trail Trillo.

Para Rubén Martínez Obispo, deportista, aventurero y organizador, por quinto año consecutivo, de este Desafío X-Trail Trillo, “las cosas se están haciendo bien y muestra de ello es la participación que cada año va subiendo, destacando la de este año, que ha sido la más importante”. A juicio de Martínez, “una prueba de este tipo se consolida a los cinco años y el Desafío X-Trail Trillo ya podemos decir que es una prueba que está en el calendario de muchos corredores de montaña”. No obstante, añadía Rubén, “vamos a seguir trabajando para mejorarla y poder ir ampliando cada año ese número de participantes; tampoco queremos saturar los senderos y caminos de Trillo, pero sí ver poco a poco hasta dónde podemos llegar, ofreciendo un buen servicio y calidad de carrera, tanto en los recorridos como en la post-carrera”.

“Nuestro objetivo es dinamizar nuestros pueblos y darlos a conocer”, terminaba el responsable de Montaña y Aventura, “y para ello qué mejor manera que haciendo deporte”, señalaba, anunciando que “seguiremos trabajando también en las jornadas que hacemos el sábado, pues creemos que es importante llevar a cabo actividades que atraigan a los corredores y demás público durante todo el fin de semana”.

Un fin de semana completo y atractivo

Y es que además de las carreras que se disputaron el domingo, ya desde el año pasado la organización viene ampliando el programa de actividades del Desafío también al sábado previo con el objetivo de hacer la cita más atractiva y completa. Así, el pasado 11 de enero, tuvo lugar una ruta senderista en la que participaron más de 40 personas y se llevó a cabo también un taller sobre marcha nórdica que impartió el Club Tierra Trágame.

Por otro lado, la Casa de la Cultura acogió, ya por la tarde, tres conferencias sobre temas relacionados con el deporte, la salud y la aventura. El primero en tomar la palabra fue Javier Cañadillas, entrenador guadalajareño de deportistas de élite como Ana Lozano. El también atleta basó su charla en el entrenamiento de la resistencia, el fondo, y en métodos de entrenamiento que él mismo aplica con sus corredores. Muy interesantes resultaron sus comentarios sobre el entrenamiento en las mujeres, cuyos ciclos deben marcar sus programas de entrenamiento, una visión que no siempre se ha tenido ni se ha aplicado en el deporte femenino y que es, sin embargo, vital en las carreras profesionales de las mujeres atletas. Su defensa de Guadalajara, una provincia “donde estamos intentando hacer las cosas bien” y donde se celebran “eventos deportivos como éste”, arrancó los aplausos del público, dando paso a la segunda de las conferencias.

César Canales, médico y corredor de montaña, por su parte, disertó sobre las lesiones por sobreuso en las carreras de montaña, explicando, con mucho humor, la importancia que tiene la posición de la pelvis, el glúteo o los tobillos en la prevención de lesiones, molestias y dolores. Muchas dudas y consultas generaron sus explicaciones entre el público, a las que contestó gustoso y con mucho detalle.

Cerrando la jornada técnica, Juanjo Alonso, también conocido como Kapitán Pedales, sacó sus álbumes de fotos del cajón para compartir algunas de sus grandes aventuras por el mundo. Alonso, alcarreño con raíces en Millana y Salmerón, aventurero y colaborador en revistas especializadas como Oxígeno, autor de más de 50 títulos, libros y manuales sobre bicicleta de montaña, fue el primer español en dar la vuelta al mundo con la suya. Sin embargo, las primeras y espectaculares imágenes que mostró al público de Trillo fueron las de su aventura por Los Andes, en Chile y Argentina, donde coronó varios picos de 6.000 metros y donde superó obstáculos, penurias y soledad, experiencias a las que se sobrepone en cada uno de sus viajes y que le ayudan a seguir aprendiendo y haciendo de su pasión, disfrutar de la naturaleza y respetarla, transitando ecológicamente por ella, una forma de vida. Kapitán Pedales, además, no se perdió la carrera del domingo, que disfrutó tanto como lo hace de sus peripecias a miles de kilómetros de casa, reivindicando la importancia de eventos deportivos como el Desafío X-Trail Trillo.