Así se ha pronunciado Alonso, quien ha valorado la entrevista de Emiliano García-Page emitida ayer en RTVCM. Así, ha pedido conocer “la fecha en la que esta entrevista fue grabada”, puesto que “tenemos serias dudas de que esta pudo ser grabada hasta dos días antes de su emisión y, por tanto, tuvieron hasta 48 horas para cocinarla”.

De ser así, “este hecho sería muy grave y se nos tendría que aclarar si la misma fue cortada, lo cual debería llevar aparejadas graves consecuencias políticas, tanto en el ente público como en el Gobierno”, ha señalado Alonso.

“Es inaudito que una entrevista en la que se hace un balance de los cien primeros días de Gobierno sea un reflejo de la manera de gobernar de Page, viéndose en la misma cortes muy evidentes, así como apareciendo rótulos con titulares antes de que el propio Page los pronunciara”, ha denunciado la dirigente popular.

Alonso ha indicado que “queremos, por tanto, conocer la duración completa de la misma y saber cuál es el criterio de edición de una entrevista en la que se dejó mermada la profesionalidad de los directores de las agencias de noticias en Castilla-La Mancha, a los que apenas se les dejó preguntar”.

En este sentido ha manifestado que “es increíble que dos delegados de agencias no pudieran preguntar sobre el inicio de curso escolar, el escándalo de las Artes Escénicas o no pudieran repreguntar sobre por qué Page votó en el Senado a favor del Convenio Sanitario tres meses antes de eliminarlo en Castilla-La Mancha, o por qué exigía a Cospedal, cuando era la presidenta de Castilla-La Mancha, que pusiera dinero para la sostenibilidad de Elcogas, mientras que él ahora no quiere asumir ninguna responsabilidad”.

Según la diputada regional, “violentar al ente público convirtiendo una entrevista en un publirreportaje, con preguntas que parecían pactadas, e impidiendo a los periodistas de las agencias realizar con libertad su trabajo, es un escándalo que debería ser explicado de inmediato por Page”.

Por último, y como colofón a la `pseudoentrevista´, “Page tuvo la caradura política de anunciar que propondría una ley electoral para que gobierne el partido más votado”. En este sentido, Claudia Alonso ha señalado que “hay que ser cínico,- alguien que gobierna habiendo perdido las elecciones-, para proponer que gobierne el partido más votado”. “Ateniéndose a sus propias declaraciones, Page debería dimitir de inmediato, puesto que quienes gobiernan esta región son precisamente los que perdieron las elecciones”, ha concluido.