La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha ha exigido el cese inmediato de la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, que ha hecho buenos a “Echániz y Cospedal”. A través de un comunicado, gritan “basta ya de buenos gestos, sonrisas y, en realidad, de hacer políticas en dependencia que cuentan con el rechazo absoluto de las personas

dependientes”.

Reproducimos el comunicado íntegro debido a su importancia:

Los últimos datos del año publicados por el IMSERSO confirman todo lo que desde nuestra Plataforma venimos denunciando. Durante los últimos meses las prestaciones económicas para cuidados familiares disminuyen una vez más. Esta vez en 58. Ya llevamos perdidas en lo que va de legislatura 3.260. La consejera está haciendo buena a Cospedal y Echániz.

Los expedientes en los cajones, expedientes que ni siquiera aún han sido valorados, no solo no disminuyen, sino que en este último mes han aumentado de forma brutal en 878. Cospedal terminó con 5.458 expedientes en los cajones. Page se comprometió durante la camapña electoral y en el discurso de investidura a acabar con ellos en un año. En 18 meses de legislatura únicamente han disminuido en 1.045, a una media de 58 mensuales. A este ritmo necesitariamos 8 años para acabar con ellos.

El limbo de la dependencia, dependientes a los que la ley les reconoce el derecho a ser atendidos, se mantiene en números vergonzosos. 23.320 dependientes con derecho reconocido a ser atendidos y que no reciben absolutamente nada los asistentes personales, medida estrella en el último decreto de prestaciones se mantiene en 9 para toda la región. Incluso hay uno menos que con Cospedal.

Hay más personas no atendidas (43.882) que las que reciben alguna prestacion o servicio (41.320).

Llevamos 18 meses sin haber resuelto el decreto de reconocimiento de la situacion de dependencia, compromiso firmado en el Pacto por la Dependencia que promovió nuestra plataforma en campaña electoral. Se siguen reclamando a los dependientes presuntas cantidades cobradas indebidamente siguiendo la política del anterior gobierno, a sabiendas que son responsabilidad de la administración y no del administrado.

Asunto de vital importancia y que hacen oidos sordos es la peticion reiterada por parte de nuestra asociación de la retirada del copago farmaceutico para los niños dependientes en Castilla-La Mancha. Esto supondría un coste total anual de 900.000 euros. En un presupuesto de miles de millones de euros no parece que el evitar que los niños grandes dependientes tengan que pagar por la medicación, muchas de ellas muy costosas, vaya a quebrar el equilibrio presupuestario de la región.

Se sigue sin atender la solicitud de tarjeta acreditativa de cuidador de dependiente (coste cero) para facilitar su atención.

La consejera de Bienestar Social lleva 15 meses prometiendo hacer las gestiones oportunas. Los resultados a la vista están. Desde la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha exigimos el cambio de políticas de la Consejería. No queremos a un consejera que se dedique a coleccionar galerías fotográficas.

Hemos sido muy pero que muy pacientes, pero hemos decidido que hasta aquí hemos llegado. Basta ya de buenos gestos, sonrisas y, en realidad, de hacer politicas en dependencia que cuentan con el rechazo absoluto de las personas dependientes.

Volvemos a pedir, una vez más, el cese inmediato de la consejera de Bienestar Social. En caso contrario, solo nos queda la ilusión de pedírselo a los “reyes magos”.