‘Fragmentos del viaje’ y ‘Arquitecturas del desaliento’ son los títulos de las exposiciones que el artista Xavier Monsalvatje tiene instaladas en dos de las sedes de la Fundación Antonio Pérez (FAP): el Centro de Arte Contemporáneo de Cuenca y el Museo de Obra Gráfica de San Clemente, respectivamente. A la inauguración, además del artista, no faltó el diputado provincial de Cultura, Francisco Javier Doménech; el presidente de honor de la FAP, Antonio Pérez; ni el director de la fundación, Cirilo Novillo.

Con un estilo muy particular, el artista valenciano muestra a través de su obra un mundo lleno de opresiones, que se reflejan no solo en los personajes y arquitecturas que plagan sus obras, sino en su estética caracterizada por el Horror Vacui. El espectador puede apreciar la influencia del cine,  el comic o el grafiti en su obra. Utiliza el arte como medio de expresar, de gritar, de contar historias que el espectador debe finalizar al contemplarlas.

‘Fragmentos del viaje’, instalada en el espacio Vitrinas del Centro de Arte Contemporáneo en la capital, recoge de forma cronológica, tal y como afirma el propio Xavier Monsalvatje, “algunos de los lugares donde he podido desarrollar mi proyecto artístico en cerámica y que me han dado la oportunidad de trabajar en fábricas de cerámica, universidades, escuelas o espacios privados y con otros artistas que estaban vinculados o no con el mundo de la cerámica, conocer distintas culturas donde ampliar mis conocimientos y entender que las diferencias culturales no son obstáculo para entablar un dialogo en el que reflejar las problemáticas sociales de desigualdad y manipulación que son permanentes en casi todos los países. Cada vitrina es el recuerdo de las emociones que cada elemento guarda en sí mismo, dando paso a otra lectura, ya no solo de evocación del momento vivido, sino que crean una propia composición de la memoria y del trabajo realizado en ese lugar”.

‘Arquitecturas del desaliento’, por su parte, lleva a tierras sanclementinas una selección de la obra gráfica que el artista levantino ha ido produciendo durante su trayectoria artística en donde se puede percibir las inquietudes y actitudes que Monsalvatje desarrolla con la técnica de la serigrafía y el diseño gráfico y su colaboración con otros artistas y colectivos sociales.

Se trata de una recopilación de dibujos, cerámicas y obra gráfica que engloba una parte de su trabajo realizado durante los últimos años, así como algunas piezas que ha pintado en este mismo año, a raíz de una invitación que recibió del programa Art/Industry del John Michael Kohler Arts Center en Wisconsin, Estados Unidos.

Con ambas exposiciones la Fundación Antonio Pérez abre una doble ventana al universo del artista valenciano, que, a buen seguro, no dejará indiferente a nadie y que se cerrará el próximo 16 de febrero.