La Consejería de Sanidad ha decretado el cierre cautelar del área quirúrgica del Hospital Recoletas, de titularidad privada al haber detectado algunas deficiencias durante una inspección.

Los inspectores han detectado deficiencias durante una de las inspecciones periódicas que realizan en todas las instalaciones sanitarias, sean o no de titularidad pública, según han explicado a Efe fuentes del Sescam.

El cierre cautelar se ha decretado en los últimos días del mes de diciembre, y una vez la empresa haya subsanado las deficiencias se podrá levantar la suspensión.

El Sescam ha confirmado que el cierre no está afectando a la actividad quirúrgica habitual del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, ya que no se derivan pacientes quirúrgicos desde el centro hospitalario público al Hospital Recoletas.